16 de noviembre de 2019
16.11.2019

Un árbitro desaloja al público de un partido de baloncesto por mofarse de él tras una caída

El trencilla sacó cartulina negra y el partido de cadetes se jugó a puerta cerrada

16.11.2019 | 22:28
Un árbitro desaloja al público de un partido de baloncesto por mofarse de él tras una caída

A puerta cerrada. Así terminó por jugarse ayer un partido de baloncesto de cadetes entre la Atlética Avilesina y el Club Baloncesto Laviana después de que uno de los árbitros del partido ordenara desalojar el pabellón, ocupado por alrededor de 50 personas. Tomó la decisión al detectar que desde la grada hubo burlas después de haber resbalado y caído al suelo, si bien antes había sido insultado de forma reiterada y algunos sectores del público se habían enfrentado entre sí. El trencilla se valió de la cartulina negra, una herramienta instaurada por el Principado en 2016 en el deporte base para sancionar aquellas actitudes contrarias a la buena marcha de la práctica deportiva.

La situación sucedió de la siguiente forma. En el segundo cuarto, el colegiado del encuentro decidió expulsar por doble técnica al entrenador del equipo visitante. Esto generó la crítica de la grada, especialmente del sector visitante, y en concreto de una mujer que protestó airadamente la forma de proceder del árbitro del partido. Hubo insultos y con el fin de cortarlos, el trencilla indicó, ya en el descanso, al equipo local que de no cesar esa situación no le quedaría más remedio que mostrar la cartulina negra. También durante el descanso, el entrenador visitante trató de calmar los ánimos de la grada, en especial de la mujer cuyas quejas eran más perceptibles.

Ya en el tercer cuarto, aconteció la gota que colmó el vaso. El árbitro, que entre los insultos habría recibido algunos que se metían con su físico, tuvo la mala pata de resbalar y caerse. Eso generó un revuelo en el público, que se tomó cómicamente el traspiés del árbitro. Fue a raíz de esa caída y de la reacción de la grada cuando el árbitro sacó la tarjeta negra y pidió a los entrenadores locales que expulsaran al público.
La Atlética Avilesina emitió un comunicado lamentando lo acontecido, aunque obviando el contenido de los hechos. Mostraron "su apoyo a los árbitros" y dijeron que iban a poner medidas para que "no vuelva a suceder".

El partido lo ganó el Laviana por bastante diferencia. Los padres tuvieron que grabar la celebración de sus hijos desde fuera del pabellón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook