La crecida de los ríos asturianos debido a las lluvias caídas durante este mes ha llenado las playas cercanas a las desembocaduras de los cauces fluviales de restos vegetales y basura. Esta imagen es característica tras fuertes precipitaciones, pero no la escena que se puede contemplar en la playa de Los Quebrantos, en La Arena, donde entre toneladas de madera ha sido hallado el cadáver de una vaca, víctima supuestamente de las inundaciones que afectaron a la cuenca del río Nalón o a la de su afluente el Narcea

La res, de color negro y seguramente dedicada en su día a la explotación lechera, tiene crotal en la oreja, por lo que no debería ser difícil la localización de la ganadería propietaria. El Colectivo Ecologista de Avilés ha sido el que ha dado el aviso de la presencia del animal en la playa, aconsejando que se proceda a la retirada de la res para evitar que la putrefacción del cadáver genera problemas sanitarios. En este sentido han sido advertidos de la situación el Ayuntamiento, la Demarcación de Costas en Asturias y al Gobierno regional.