Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los recelos entre los partidos marcan el inicio de la negociación presupuestaria

Cambia Avilés pide al PSOE "un giro" a la izquierda y el PP quiere controlar el gasto social l Cs exige "buenas formas" y Vox piensa en la concertada

La Corporación avilesina afronta esta semana el inicio de la negociación más importante del año, la del presupuesto municipal de 2020 (en 2018 , ocurrió estoEstá previsto que el PSOE presente a los grupos de la oposición su anteproyecto en cuestión de días, ya con el tiempo justo para poder cerrar las

El nuevo Reglamento Orgánico Municipal (ROM) introduce cambios en el modelo de negociación de las cuentas. La principal es que la oposición, una vez se haga público el anteproyecto del PSOE, tendrá quince días de plazo para presentar enmiendas, unas alegaciones en las que no solo expondrán sus peticiones, sino que tendrán que especificar de qué partidas detraen para incrementar otras. Más complejo. Más trabajo.

Los grupos de la oposición sostienen que afrontan la negociación "sin líneas rojas". En Cambia Avilés (CA) confían en que el gobierno local (PSOE) mire a la izquierda para sacar adelante las cuentas. Los socialistas aprobaron el presupuesto ahora vigente, el último del pasado mandato, con el respaldo de los tres concejales no adscritos y del edil de Ganemos (ninguno de ellos se sienta ya en la bancada del salón de Plenos del Ayuntamiento de Avilés). La confluencia viene reprochando a los socialistas que utilicen como muleta al PP y a Ciudadanos para los asuntos de envergadura. En el anterior mandato, ningunas cuentas tuvieron luz verde por un acuerdo de toda la izquierda.

"Desearíamos que los cambios políticos que se están dando a nivel estatal determinen un cambio en la actitud del PSOE hacia nosotros", dice el concejal de Cambia Avilés, Primitivo Abella. La confluencia está trabajando en "seis áreas" de cara a la negociación, muchas ya clásicas. Entre ellas se encuentra la recuperación de los planes de empleo para desocupados de larga duración ("los vinculamos a la mejora del medio rural y de la calidad medioambiental, como a la recuperación de arroyos, fuentes y lavaderos o la construcción de sendas ciclopeatonales") y de las brigadas municipales de mantenimiento. La mejora de las condiciones de trabajo en los sectores que están precarizados y feminizados, como el de la ayuda a domicilio, y de las ayudas que concede la Fundación San Martín, referenciándolas al salario mínimo para que lleguen a más población, también se encuentran en el listado de Cambia Avilés.

La confluencia demanda un gesto para a remunicipalización de servicios y planteará modificar los estatutos de la Empresa de servicios auxiliares para poder asumir más tareas de las que tiene asignadas, que "se limita al cuidado de las instalaciones municipales".

Entre las medidas para hacer de Avilés "una ciudad educadora", la confluencia quiere incluir en las cuentas inversiones para cubrir algún parque infantil mejorar las dotaciones de las escuelas infantiles y abrir el debate "para abrir una nueva unidad" en las escuelinas.

Desde las filas populares señalan que, para el partido, en materia de inversiones, "es fundamental todo aquello que tiene que ver con medidas de apoyo a las empresas, de fomento del empleo y con las infraestructuras". Se refieren a las actuaciones "ya comprometidas por el equipo de gobierno en la negociación de las inversiones sostenibles, como son la reforma integral del barrio de Jardín de Cantos, el Campo de Fútbol de Valliniello, las instalaciones deportivas municipales y los centros educativos".

"Analizaremos también la propuesta que nos presente en materia de gasto social de la que tan orgulloso se siente el gobierno socialista y que no es una buena noticia. La mejor ayuda social es la creación de empleo y la autonomía de las personas. Si cada vez más personas de nuestro entorno dependen de las ayudas sociales, la lectura sin duda alguna es que nuestra ciudad cada vez genera menos riqueza", señala la portavoz del PP, Esther Llamazares.

En Ciudadanos demandan "una actitud transparente desde el gobierno hacia la oposición en esta negociación". "Lo que no vamos a aceptar es un esquema de presupuestos blindado donde las aportaciones sean testimoniales. Aún no conocemos la propuesta del PSOE, así que esperaremos a tenerla y presentaremos la nuestra. Las buenas formas nunca están de más, y últimamente el gobierno local está un tanto falto de buenas formas", advierte su portavoz municipal, Carmen Pérez Soberón.

La formación naranja quiere "un presupuesto acordado con el máximo consenso" y planteará inversiones "para los barrios que hasta ahora han resultado menos agraciados: el Nodo Tampoco renunciará a sus demandas sobre el apeadero de la Feve y el paso de Puerta de la Villa. "Cultura y Educación nos parece fundamentales, hay que trabajar con el talento local y fomentar y ampliar la oferta desde Avilés para Asturias. En turismo, hay que evaluar proyectos como la Mancomunidad Turística y ver si se puede abrir a la coordinación del transporte, ahora que tendremos las conclusiones del Plan de Movilidad", añade Pérez Soberón, que también plantea retomar los planes de empleo en colaboración con las empresas de la comarca.

Vox llevará a la mesa de negociación todas las inversiones que planteó para las sostenibles: mejor iluminación en la calle Rivero, reparaciones de parques infantiles, adecuación de las marquesinas de autobuses para los usuarios con discapacidad, la recuperación de La Noria del parque de Ferrera y mejora de los accesos a la ciudad. "No descartamos incluir el bono de comedor en los colegios concertados, como en Gijón", señala la portavoz, Arancha Martínez Riola.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats