26 de noviembre de 2019
26.11.2019

Detectan más casos de infección por VIH gracias a la expansión de las pruebas rápidas

"No hay percepción de riesgo entre los jóvenes, pero tampoco entre los adultos: hay que usar el preservativo", subrayan desde el Comité Antisida

26.11.2019 | 02:53
Loli Fernández, del Comité Antisida de Asturias, ayer, en El Parche.

La lucha contra el sida se mantiene activa. El reto es sencillo y la ONU lo llama objetivo 90-90-90: que el noventa por ciento de las personas infectadas por VIH estén diagnosticadas, que el noventa por ciento estén en tratamiento y que el noventa por ciento de este último grupo esté en supresión viral. Ayer, los avilesinos colaboraron con el Comité Antisida de Asturias y tantos como quisieron se realizaron pruebas destinadas a detectar la presencia del VIH en el cuerpo: con una lanceta con la que se recoge fluido oral, cualquier persona puede saber en apenas veinte minutos si está infectada o no por el virus de la inmunodeficiencia humana siempre y cuando hayan transcurrido tres meses desde la última práctica de riesgo. Para que la confirmación se al cien por ciento tienen que darse dos positivos.

Loli Fernández, del Comité Antisida, animó a realizar la prueba. "No pasa nada, es sencilla e indolora, gratuita, anónima y confidencial", explicó. No solo eso. "Lo peor del VIH es no saber que se sufre la infección", manifestó esta mujer que destacó que sólo en el año 2017 se diagnosticaron 82 nuevos casos por infección de VIH en Asturias. "La lectura es positiva. Se diagnostican más casos porque también se hacen más pruebas", sentenció mientras informaba a cuántos se acercaban a la mesa instalada en El Parche, donde también se realizaron tareas de concienciación con motivo de la Semana Europea de la Prueba del VIH.

Desde el Comité Antisida incidieron en la importancia de utilizar preservativos en las relaciones sexuales. "No hay percepción del riesgo, pero no se puede demonizar a los más jóvenes porque los adultos tampoco tienen esa percepción de riesgo", aclaró Loli Fernández. Precisamente, la esperanza de vida de los afectados por el VIH ha aumentado gracias a la terapia retroviral, pero la edad cada vez más avanzada de los enfermos supone un reto para los sistemas sanitarios de todo el mundo, como destacaba ayer la revista científica "The Lancet".

En cuanto al VIH no existen síntomas específicos. "Muchas personas infectadas no presentan síntomas, especialmente en los primeros años y en general durante largo tiempo. El virus va debilitando el sistema inmunológico lentamente y es tras una media de 8 o 10 años sin tratamiento cuando aparecen los siguientes síntomas: pérdida brusca de peso superior al 10%, fiebre o sudoración nocturna durante más de un mes, diarrea crónica durante más de un mes, fatiga persistente y aguda...", según explican desde Cruz Roja. Ayer los avilesinos tuvieron la posibilidad de ponerle freno al VIH con un gesto indoloro y el respaldo de profesionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook