27 de noviembre de 2019
27.11.2019

"Cuando choqué, pensé en mi hija", indica el camionero que cayó por la ladera del Estrellín

"Toqué el freno, el vehículo fue recto y golpeé el quitamiedos", afirma el chófer, ileso tras dar varias vueltas de campana y quedar "colgando"

27.11.2019 | 02:53

"He vuelto a nacer. Cuando vi que traspasé el quitamiedos, sólo pensé mi hija". Con estas palabras describía ayer R. D. C. I. a sus compañeros de trabajo cómo vivió los instantes previos al terrible accidente que sufrió cuando bajaba en su camión por la carretera que bordea la cantera del Estrellín; un suceso en el que estuvo a punto de perder la vida después de que el vehículo, descontrolado, diese varias vueltas de campana ladera abajo y quedase suspendido y frenado por unos eucaliptos, que le salvaron de caer a la carretera que une Avilés y Zeluán. El chófer, que salió de la cabina por su propio pie, sólo sufrió unos rasguños en un brazo.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 12.00 horas. Fue entonces cuando, según relato del chófer, bajaba por la carretera AS-328, de doble sentido, que bordea la cantera del Estrellín. En ese momento, afirma que un vehículo que circulaba hacia arriba invadió ligeramente su carril y él, en un acto casi reflejo, tocó mínimamente el freno. "Ahí el camión tiró recto y me fui contra el quitamiedos", relata R. D. C. I., sobre la antesala de lo que, probablemente, fueron los segundos más angustiosos de su vida.

Tras tragarse el quitamiedos, el camión se precipitó ladera abajo dando vueltas de campana hasta que se detuvo contra unos eucaliptos. "Me quedó la cabeza metida al lado del tacógrafo", explicó el afectado a sus compañeros, que tras ver el estado en el que había quedado la cabina del vehículo no daban crédito de la suerte que había tenido el chófer, de 39 años, de salir indemne.

"Yo escuché un golpe y ya empecé a ver árboles volando y al camión dando vueltas de campana", afirmó Mario Pedregal, que en el momento del suceso se encontraba trabajando en terrenos de la Autoridad Portuaria, y vio el suceso desde abajo. "Nada más que frenó comenzaron a escucharse gritos de 'socorro'", relató el testigo.

Según Pedregal, instantes después de que el camión frenase contra los árboles, varias personas bajaron por la ladera para asistir a R. D. C. I., que salió por su propio pie del vehículo. "Le debieron cortar el cinturón con una navaja y subieron", dijo.

El chófer fue asistido por una ambulancia en el lugar del suceso. Los sanitarios le curaron unas heridas que tenía en su codo izquierdo, pero no llegaron a trasladarlo al hospital. De hecho, R. D. C. I. siguió las primeras intervenciones de la Policía Local, Guardia Civil y Bomberos en el lugar del accidente.

El camión, de la empresa Mota, iba cargado de zahorra en el momento del accidente. Está previsto que a primera hora de la mañana de hoy comiencen las labores de retirada del vehículo. Se estima que se prolongarán, al menos, hasta las 13.00 horas. Hasta entonces tanto la AS-328, como la AS-329, que une Avilés y Zeluán, permanecerán cortadas.

Los vecinos de la parroquia gozoniega de Laviana denuncian falta de mantenimiento de la AS-328 y achacan el suceso al mal estado del firme.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído