28 de noviembre de 2019
28.11.2019

Riego, un relato para el cine y el aula

El director Tito Montero muestra a los alumnos del Instituto N.º 5 su corto sobre el revolucionario liberal: "Su vida es digna de una serie de HBO"

28.11.2019 | 02:42
En primer término y por la izquierda, Isidro Baides, Tito Montero y Pablo Martínez Corral, ayer, con los alumnos del N.º 5 y los profesores Isabel Sánchez y Manuel Fidalgo, ayer, en la Factoría Cultural.

Rafael del Riego fue un militar y político tinetense capaz de enfrentarse al absolutismo de Fernando VII y defender la Constitución de Cádiz de 1812. Así recuerda la Historia a este personaje, que con su levantamiento el 1 de enero de 1820, trajo consigo "una de las primeras experiencias democráticas" en España, el llamado Trienio Liberal. Esa reflexión es de Tito Montero, cineasta que ayer presentó su obra "Un fantasma recorre..." ante alumnos del IES N.º 5, en la Factoría Cultural, para demostrar que el séptimo arte permite acercar la Historia a los jóvenes. La actividad está enmarcada en los actos del Festival internacional de Cine de Gijón.

Para relatar la vida de Riego en su cortometraje, Montero utiliza dos cuadros de Goya, un retrato de Jovellanos y otro de Fernando VII, del Museo de Bellas Artes de Asturias. Rafael de Riego es el "fantasma" del cortometraje, del que se habla pero no figura, y sirve también para explicar las graves diferencias entre el Jovellanos liberal y el rey de "tinte absolutista y totalitario", aprovechando el traslado del retrato del monarca desde Santander a tierras asturianas.

"Riego está casi olvidado, pero en su época llegó a ser tan conocido como el Rey y Dios. Llama la atención que este hombre, alguien de un pueblo de Tineo, Tuña, tenga esta vida tan intensa, digna de una serie en HBO", señaló Tito Montero, acompañado por el profesor de Historia del N.º 5 Pablo Martínez Corral.

Tras el visionado del filme, los alumnos de Segundo de Bachillerato participaron activamente con preguntas y reflexiones sobre el cine y la Historia. Hubo menciones a la película de Alejandro Amenábar "Mientras dure la guerra" sobre su rigor histórico y la intervención final de Unamuno, cuando sostiene aquello de "Venceréis pero no convenceréis" refiriéndose a la sublevación militar de julio de 1936. Así las cosas, los jóvenes aprendieron algo más de Historia de España y de un asturiano que algunos desconocían. Todo gracias al cine.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook