30 de noviembre de 2019
30.11.2019

Un goteo de teatro, danza, cerámica y rap

Aguas de Avilés impulsa varios talleres artísticos con el hilo conductor de la lluvia, recurrente en la película "Blade Runner"

30.11.2019 | 01:36

Danza, teatro, escultura, pintura y hasta rap. Tan complejo es el universo de "Blade Runner" que admite el lujo de retratarlo desde diversas ópticas. Eso fue lo que ayer propuso Aguas de Avilés en la Factoría Cultural con motivo de la Noche Negra, en la que diferentes grupos infantiles se propusieron dar su versión del film de Ridley Scott a través de uno de los elementos inconfundibles de la archiconocida película: la lluvia.

Así, por ejemplo, el grupo de teatro de la Factoría Cultural representó una performance en la que ejemplificaban la necesidad del líquido elemento para que la vida sea posible. Es decir, para que exista. "Queremos reflejar lo necesaria que es el agua", explicó Pilar Murillo, una de las responsables de la actuación.

Tan creativo es este grupo de chavalines que no superan los diez años que hasta se atrevieron con un rap improvisado. "El agua está en los ríos y está en los mares. / Está también en los manantiales", procuraba rimar el pequeño Manuel Robledo junto a otros compañeros.

Otros grupos prefirieron reflejar la importancia de la lluvia en "Blade Runner" con la pintura. Por ejemplo, Zaira López, una niña de diez años, pintó con tinte acrílico un mural donde se reflejaba una tormenta. "Añadimos también detalles rojos, para reflejar los neones que se ven en la película", apostilló Zulima Morais, monitora de la chiquilla.

También se atrevieron con la danza. Lucía Prada es la profesora de la escuadra de bailarines, que empleando varios paraguas buscaban dar un toque muy suyo a la película estrenada en 1982. "Los humanos intentan proteger a los robots de la lluvia", contó la maestra para explicar la compleja danza de los chicos, también de corta edad.

En el taller de cerámica, la profesora Lola Valera iba con prisas para aleccionar a sus pupilos sobre como moldear el barro para reflejar la lluvia. Quisieron ejemplificar las ondas que hace una gota de agua cuando cae sobre el mar. "Es un poco complicado, pero nos gusta", relató Elena Alonso, una de las alumnas que se imbuyó del espíritu de "Blade Runner".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído