01 de diciembre de 2019
01.12.2019

Decretan prisión provisional y sin fianza para el presunto violador de Llaranes

La jueza ve "indicios suficientes" para el ingreso en prisión y riesgo de fuga l La defensora pide al forense que evalúe la imputabilidad de su cliente

01.12.2019 | 01:35

La jueza Alicia Paz Solís García decretó ayer el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido, un joven que ronda la veintena, por un presunto delito de agresión sexual a una mujer de unos 50 años cometido la mañana del pasado viernes en la calle Martinete, en La Espina (Llaranes). El auto de la magistrada del Juzgado número 5 de Avilés suscribe las peticiones realizadas por Fiscalía después de haber tomado declaración a la víctima, a un testigo y al acusado, que se acogió a su derecho a no declarar, como ya hiciera en la comisaría de la calle Río San Martín, donde pasó la noche detenido. La Policía Nacional trasladó al acusado a la sede judicial poco antes de las 10.30 horas y tras las declaraciones, su ingreso en prisión en Villabona ocurrió poco antes de las 14.00 horas.

La abogada defensora, Gracia Patricia Rodríguez Fernández, ha pedido que se le practique al detenido un examen forense para así analizar el grado de imputabilidad del presunto violador.

La jueza entiende que existen "indicios suficientes" que justifican su decisión y que se corroboran con el informe forense realizado a la víctima y el testimonio del testigo, que también declaró el pasado viernes en la comisaría de la Policía Nacional. La magistrada entiende, además, que la prisión provisional está fundamentada al considerar que puede haber riesgo de fuga por la gravedad de la pena y porque ya cuenta con dos requisitorias de los juzgados de Avilés y de Oviedo, respectivamente. A la espera de la apertura de juicio, las penas por un presunto delito de agresión sexual como es el caso, pueden derivar entre uno y cinco años de cárcel.

Según hace constar el auto de la magistrada, los hechos denunciados ocurrieron sobre las 07.45 horas de la mañana del viernes. Fue entonces cuando el acusado siguió durante un tiempo por La Espina a su víctima hasta que a la altura del colegio Apolinar Hevia se abalanzó sobre ella "por detrás y la agarró fuertemente con ambos brazos por debajo de los pechos, al tiempo que empujándola contra un vehículo le desabrochó los pantalones e introdujo la mano por debajo de la braga tocándole los genitales, llegando a caer la perjudicada al suelo". Fue en ese momento cuando Sergio González, que acababa de dejar sus hijos en el colegio Apolinar Hevia y alertado por las peticiones de auxilio de la víctima, acudió al lugar de los hechos al tiempo que el investigado emprendía su huida. Momentos después, el supuesto agresor fue detenido por una patrulla de la Policía Nacional en el Alto Vidriero, en La Luz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído