04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Finge ser la víctima de una extorsión para camuflar una propuesta sexual a una menor

La investigación reveló que el hombre simuló ser chantajeado por una madre y su hija que le tendieron una trampa para tratar de sacarle dinero

04.12.2019 | 02:49

Un avilesino y dos mujeres, madre e hija, ésta menor de edad, terminaron detenidos tras denunciarse mutuamente por extorsión. El varón, un conocido hostelero de la ciudad, denunció que las otras dos imputadas, a las que habría prestado dinero dados sus pocos recursos económicos, le estaban haciendo chantaje. La investigación terminó por revelar que el acusado hizo, según fuentes policiales, una proposición sexual a la menor que sería una trampa tendida por la madre de la menor para posteriormente poder chantajear al hombre que previamente las denunció.

Los implicados están acusados de varios delitos. Sobre el hombre pesa una causa por denuncia falsa, al haberse inventado, supuestamente, el primer chantaje. A la madre de la menor se la investiga por corrupción de menores. Y la joven, nacida en el año 2005, fue explorada -el término técnico usado cuando un menor presta declaración en un juzgado- por su abogada y su padre, sobre el que no consta ninguna causa, en relación a un posible delito de extorsión. Se piensa que la joven estaría compinchada presuntamente con su madre para poder engañar al hombre y aprovecharse de su intención libidinosa con ella para luego chantajearle.

La investigación se remonta varias semanas en el tiempo. Las detenciones se produjeron el 20 de noviembre. Todos pasaron a disposición judicial en Avilés y han quedado en libertad a la espera de un juicio para el que todavía no se ha señalado fecha. La madre de la pequeña se acogió a su derecho de no declarar. Lo mismo hizo el varón acusado ahora de denuncia falsa por inventarse una trama de chantaje contra él y de otro delito por querer aprovecharse de la menor con la que, según la investigación, quería mantener relaciones sexuales, a pesar de la corta edad de la chica.

El caso está ya en los tribunales y en manos de la Fiscalía de Menores. Se investiga también si la menor implicada crece en un ambiente sano, dadas las circunstancias. Según confirmaron fuentes consultadas por este periódico, no sería la primera vez que su madre intentó usarla como cebo sexual para posteriormente tratar de obtener un rédito económico de la idea. Si bien, en esa anterior ocasión, el que habría sido el implicado no llegó a picar en la estratagema. No sucedió lo mismo con este avilesino, hostelero de profesión, que ahora se enfrenta a dos delitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook