Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hartazgo en Fernández Balsera por una familia conflictiva: "Hay miedo"

"Nos amenaza, nos desafía y nos ha robado", claman los residentes sobre uno de los señalados

La calle Fernández Balsera, anoche.

La calle Fernández Balsera, anoche. MARA VILLAMUZA

"Estamos asustados. La situación es insostenible. Esta gente no nos deja vivir en paz". El miedo se ha instaurado entre los vecinos de Fernández Balsera. Denuncian que una familia que lleva algo más de medio año residiendo en la calle les genera "graves problemas de convivencia". Especialmente uno de ellos,

Según denuncian los residentes, todo comenzó hace unos seis meses, cuando la familia en cuestión se mudó a vivir a un piso de Fernández Balsera. "Desde entonces ha generado problemas. Vas por la calle y se te pone delante para impedirte el paso, te amenaza... El otro día, sin ir más lejos, casi atropella a mi mujer y a mis hijas con una bicicleta", denuncia Koke Curto, vecino de la zona.

El último episodio desagradable que ha vivido Curto con este hombre de por medio tuvo lugar en la madrugada del martes. "Salí de casa a las seis y veinte de la mañana y me lo encontré intentando forzar la cerradura de mi furgoneta. Le grité para ahuyentarle y llamé a la Policía, pero como no me había hecho daños en el vehículo, no denuncié nada", explica.

Curto no es el único vecino que denuncia esta situación. "Vas por la calle y te insulta. Te choca con el hombro... Es un provocador. Y no le puedes hacer nada, porque todavía es peor", lamenta otro vecino de la calle, que prefiere mantenerse en el anonimato para "evitar posibles represalias".

Según relatan los residentes, el resto de miembros de la familia también genera problemas, "aunque menos". Señalan al padre, "que habitualmente va vestido con sombrero, gorra o capucha", como el más "peligroso". "Ha llegado a perseguir a una joven por el callejón que une Fernández Balsera con Cabruñana. ¿Que igual no le iba a hacer nada? Puede ser, pero la chica pasó mucho miedo. No se puede consentir", apunta nuevamente Curto.

Para tratar de intentar solucionar esta situación, Curto anima a todos los vecinos a llamar a la Policía o denunciar este tipo de situaciones. "Es la única vía que tenemos para tratar de solucionar esta situación", dice el vecino, que ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales para ello. "Desde que lo puse, en menos de 24 horas había más de 50 comentarios de gente diciendo que también había tenido problemas con él. Esta situación es intolerable", remarca el avilesino.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats