03 de enero de 2020
03.01.2020

La fuente de Pedro Menéndez se quitará pese a las quejas, sentencia el PSOE

l Los historiadores reconocen que el caño solo tiene valor sentimental l "Cuando se hizo fue un poco la risión", asegura la cronista oficial

03.01.2020 | 02:27

La fuente de Pedro Menéndez se retirará del entorno del parque del Muelle con la obra de reurbanización que comenzará este año pese a las quejas ciudadanas y de los partidos de la oposición. El gobierno local (PSOE) defiende el proyecto que presentó el pasado lunes y no pretende dar marcha atrás pese a las muchas voces que reclaman el indulto del caño. "No contemplamos de ninguna manera mantenerla donde está", sentenció ayer el portavoz socialista, Manuel Campa.

Con el proyecto de reforma del parque y su entorno se eliminará el tráfico de vehículos en la plaza de Pedro Menéndez y solo se permitirá el acceso de vehículos los días de mercado mediante un sistema de bolardos. Se instalará pavimento continuo con cenefas de granito y una amplia zona de juegos infantiles en el borde con el parque. La fuente es incompatible con estos nuevos espacios, según el gobierno.

"El proyecto funciona conceptualmente sin la fuente para hacer de esa zona un espacio de uso con mucha vida. Esa fuente sirvió para regular el tráfico a modo de rotonda y no habrá circulación. Además, la solución para permitir el acceso a la plaza de abastos mediante un sistema de bolardos ocupa parte del espacio en el que ahora se encuentra la fuente", argumentó el también concejal de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Avilés. Desde el gobierno inciden en que "el proyecto está bien trabajado" y "la fuente no tiene valor patrimonial". "Somos conscientes de que el parque es un Bien de Interés Cultural. Antes de la licitación de la fase del proyecto que afecta al parque hay que pedir informes de Patrimonio. Si se pronuncia sobre su traslado o almacenamiento, así lo haremos, pero no contemplamos mantenerla donde está. En ese caso, podría reubicarse", añadió Campa.

El pasado 23 de diciembre se cumplieron 63 años de la instalación de una fuente que muchos avilesinos piden mantener en su ubicación. Los historiadores reconocen que el caño no tiene valor artístico, pero sí sentimental.

"Cuando se hizo, fue un poco la risión de todos. Era un artefacto de hormigón blanco muy feo. Se decía que iba a durar poco porque era un merengue. Es más, se le echaba en cara que por su culpa se había eliminado una farola antigua en torno a la cual de situaba la tómbola del Real Avilés, una institución en la villa. Yo no sé si por sentimentalismo se puede mantener algo que supondría variar un proyecto que une el parque a la plaza de Las Aceñas. Con la fuente, esa unión no se podría hacer, a no ser que nos proveyésemos de chubasqueros en cuanto hubiera un poco de viento", opina la cronista oficial de la villa, Josefa Sanz.

El historiador Juan Carlos de la Madrid y su hermano Vidal fueron de los primeros que defendieron "unir la villa con Sabugo". "Lo importante es que se acometa esa unión y que se preserve el parque histórico tal y como fue concebido. El resto de cosas tienen otra dimensión. La fuente no tiene un valor monumental, sino sentimental, hasta se nombra en una copla de la danza prima", señala Juan Carlos de la Madrid, que declina entrar en polémicas sobre si se debe mantener o retirar la fuente.

"Desconocemos si hay pretensiones de destruir, trasladar o almacenar la fuente, por lo que emitir un juicio tan rápido es precipitado. En todo caso, para proceder a su derribo se tendría que descatalogar", defiende el presidente del Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón, Rubén Domínguez, que ha manifestado su preocupación sobre el futuro de los cañones que flanquean la estatua de Pedro Menéndez. Según fuentes municipales, todos los elementos ornamentales se mantendrán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook