Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comunidad china en Avilés celebra el año de la rata: "Es como la Navidad"

"Va a ser un buen año", auguran los chinos, que con el roedor como protagonista abren un nuevo ciclo de rotación de doce años

Una pasada celebración de Año Nuevo de la comunidad china en Avilés. RICARDO SOLÍS

Otra vuelta de la Tierra alrededor del Sol trae consigo el inicio de otro año según el calendario chino, que esta vez tiene a la rata de metal como animal protagonista, un roedor que se caracteriza por su astucia y al que los chinos le han otorgado históricamente poderes protectores y de prosperidad material. En Avilés la comunidad china es pequeña (1.539 chinos residen en Asturias según el censo del INE de 2018) y la festividad, que comienza el sábado, casi pasa desapercibida: "En China ésta es una fiesta importante, pero aquí la celebraremos con una gran comida, nada más", explica la responsable de Mercachina, Jing Hua.

Wei Wang, también al frente de un local comercial, en este caso en Marcos del Torniello, explica que "el Año Nuevo chino es como la Navidad, una gran fiesta en la que se comen alimentos muy ricos y se decora la casa". Wei Wang lleva cinco años en Avilés. "La celebración en China dura muchos días", subraya. Cada año está dedicado a un animal de los doce que componen el horóscopo chino, y que son metáforas de las cualidades que tendrá tanto ese año como las personas que nacen en él. El de la rata marca un nuevo ciclo de doce años; es decir, con el roedor como protagonista se marca el inicio de una nueva etapa que permite dejar atrás lo negativo del pasado. El elemento metal señala un año de optimismo, búsqueda de armonía, consolidación y cambios radicales.

Compartir el artículo

stats