Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Figura De La Semana | ADRIÁN HYDE | NOVELISTA, AUTOR DE "ODIO REENCARNADO"

El novelista de fantasía que creció entre rocanroleros

El filólogo avilesino que quiso protagonizar "Hotel Dusk" se estrena como escritor con la obra "Odio reencarnado"

Adrián Hyde, en la redacción avilesina de LA NUEVA ESPAÑA.

Adrián Hyde, en la redacción avilesina de LA NUEVA ESPAÑA. R. SOLÍS

La primera vez en que Adrián Hyde salió en el periódico no se llamaba Adrián Hyde: era Adrián Álvarez, tenía 10 años y no muchas ganas de ver a Chenoa. Hace más de tres lustros que la cantante se subió al escenario del "prao" de la fiesta y dio la bienvenida al personal que la reclamaba: "Buenas noches, Corvera de Asturias". Así, con el nombre oficial completo. Álvarez estaba allí y también su padre, que es Xulio Antidio, que es músico y chigrero. Estuvo en "A. C. Soul" y ahora pone música a los "Blus Probes". Y, en los días de diario, vermús en la plaza del Carbayo. Codo hincado.

Pero ese su padre, Adrián Álvarez ahora es Adrián Hyde: filólogo de pro y novelista de pura fantasía. Trae bajo el brazo "Odio reencarnado" ( Alamar Libros, 2019), su debú como escritor, el primer paso de una carrera de ficción y sin melodía. "Nunca me dio por la música: lo vi tantas veces en casa...", dice. Antidio confiesa que el primer concierto al que quiso asistir su hijo, que ya es novelista, fue uno de "O'Funk'illo". "No podía ir, tenía que levantarse pronto al día siguiente, así que le puse al teléfono al cantante: estuvieron hablando media hora", apunta.

Para que el novelista se llamase Adrián Hyde, que diría Ángel González, "fue necesario un ancho espacio / y un largo tiempo: hombres de todo el mar y toda tierra, fértiles vientres de mujer, y cuerpos / y más cuerpos, fundiéndose incesantes / en otro cuerpo nuevo". Todo eso y también la novela gráfica "Hotel Dusk", la de Kyle Hyde, el policía setentero capaz de sorprender al amor lector de un adolescente. "No tiene que ver con Míster Hyde", declara. La novela de Stevenson vino después del tebeo y el tebeo se mantiene en la portada de "Odio reencarnado": jóvenes, mundos posibles, ciudades de espadachines...

"Escribo desde siempre", confiesa al otro lado de la mesa de la redacción de LA NUEVA ESPAÑA, el periódico en que salió por primera vez cuando Chenoa cantaba: "Soy mujer, soy de hiel / Soy de miel, soy de piel / Debilidad y poder / Fuego que quema".

Adrián Hyde se metió de lleno a escribir cuando comenzó la carrera: ha terminado Filología. "Ahora estoy en León, con el Máster de Profesorado".

- ¿A León?

-Ya sé que también lo hay en Oviedo, pero así cambio de aires (sonríe).

Kyle Hyde es un policía a lo Raymond Chandler, pero Vanina Foscari, la criatura protagonista del escritor neonato, tiene más de mundos recreados. "Mi padre me leía a Tolkein y luego me metí por el misterio, por la serie negra...". Y de leer, a escribir. "Existe esta novela por dos amigos: uno me animó a terminarla y otra a mandarla a una editorial", dice. La mandó a cuatro y en las cuatro se la aceptaron. "Me decidí por esa, por Alamar. Y estoy muy feliz", cuenta. Y es natural: el novel novelista que veía rocanroleros se está haciendo un hueco de fantasía. Y eso a Chenoa le hubiera encantado.

Compartir el artículo

stats