07 de febrero de 2020
07.02.2020
Contenido exclusivo para suscriptores
Laura Tarrazo y Antonio Álvarez, ayer, encaramados a su creación.

Avilés dota un fondo de 250.000 euros para repoblar calles comerciales vacías

07.02.2020 | 02:39 Un artículo de

La desertización comercial de algunas de las calles de Avilés que antaño bullían de actividad -La Muralla, La Fruta, Fernández Balsera, José Cueto, Rivero, la prolongación de La Cámara...- es un tema recurrente en ámbitos políticos y empresariales, además de una de las principales preocupaciones de la unión de comerciantes (Ucayc). El gobierno avilesino, consciente de la necesidad de estimular la repoblación del cogollo comercial de la ciudad, ha decidido pasar a la acción con un plan en el que tendrá por aliado al centro de empresas La Curtidora, cuyo consejo de administración prevé aprobar esta mañana la puesta en marcha de una novedosa línea de préstamos al comercio dotada con un cuarto de millón de euros. La idea surgió de la Alcaldesa en persona, a quien le preocupa el vaciado comercial de la ciudad, y una vez ha tomado forma de proyecto recibe el nombre de "Avilés Comercio".

El último trámite pendiente para que la idea cristalice se solventará hoy en el consejo de administración de la Sociedad de Desarrollo La Curtidora, que aprobará la puesta en marcha de una línea de préstamos al comercio por valor de 249.000 euros concebida con el objetivo de dinamizar la actividad a pie de calle incentivando la instalación de empresas y comercios en locales vacíos de Avilés. El dinero a prestar a los emprendedores saldrá del fondo de 1,5 millones cuya custodia tiene encomendada La Curtidora para hacer promoción económica.

La iniciativa está dirigida a autónomos y pequeñas y medianas empresas que alquilen locales vacíos con acceso directo e independiente desde la calle. Serán objeto de financiación los gastos de arrendamiento y licencias que se generen durante el primer año de actividad. Estarán incluidas todo tipo de actividades empresariales o comerciales, exceptuando las financieras y las de apuestas.

Los aspirantes a obtener uno de estos préstamos pensados para la "repoblación comercial" de Avilés pueden optar a recibir hasta 20.000 euros a devolver pagando un tipo de interés del 3,5% anual, sin gastos por comisiones de apertura, estudio, formalización o amortización. El plazo máximo de devolución será de siete años y el plazo de carencia en la amortización principal no podrá exceder de 24 meses.

Según recalcan desde el gobierno local, "'Avilés Comercio' nace con el objetivo de contribuir a la ocupación de locales vacíos en las zonas comerciales de la ciudad, mejorando así su imagen y generando nuevos flujos de personas y empresas. Además, persigue incentivar la puesta en marcha de nuevas iniciativas de negocio que enriquezcan el tejido comercial de Avilés, diversificándolo".

Podrán solicitar estos préstamos todas aquellas empresas (microempresas, pyme, autónomos, empresarios individuales y comunidades de bienes o sociedades civiles) que hayan firmado o vayan a firmar un contrato de arrendamiento de un local comercial vacío por un periodo mínimo de cinco años. No serán objeto de financiación actividades que ya estén instaladas en Avilés y que se trasladen a otro local comercial vacío, salvo causa justificada y autorización expresa del comité de inversiones de la Sociedad de Desarrollo La Curtidora. Tampoco se financiará el traspaso o cambio de titularidad de la licencia de actividad.

Tendrán la consideración de proyectos de especial interés aquellos que creen al menos un puesto de trabajo distinto al que ocupa el titular de la actividad, por una duración mínima de tres meses, así como aquellas actividades susceptibles de contratación a personas desempleadas mayores de 45 años, y aquellas cuyo proyecto empresarial contemple el uso de las nuevas tecnologías.