11 de febrero de 2020
11.02.2020
Avilés, a la vanguardia de las energías renovables

El Grupo Alonso anima a poner en Asturias el primer parque eólico marino de España

Windar, especializada en aerogeneradores, derivará trabajo a Francia por la imposibilidad de atender desde Avilés y Ferrol su cartera de pedidos

11.02.2020 | 02:29
Orlando Alonso explica a las autoridades regionales y locales las características de las piezas que se hacen en el taller de Windar Renovables.

Orlando Alonso Villarón, consejero delegado del Grupo Daniel Alonso y presidente de Windar Renovables (la filial especializada en la construcción de piezas para aerogeneradores), mostró ayer confianza en que el Gobierno de Pedro Sánchez abra pronto la mano y genere las condiciones económicas y normativas para el desarrollo en España de la energía eólica marina, un sector en auge en todos los países que se asoman al balcón atlántico europeo. Con los ojos puestos en ese horizonte, Alonso Villarón animó a aprovechar la oportunidad que se le brinda a Asturias para tener en su costa el primer parque eólico marino: "Nuestro litoral no tiene las mejores condiciones para la eólica marina, es cierto, pero técnicamente ya existen soluciones que podrían hacerlo posible un proyecto de ese tipo. Si perdemos megavatios de otras tecnologías de generación, qué mejor que apostar por esto. Hay que estar ahí", manifestó el empresario, ayer anfitrión en las instalaciones avilesinas de Windar Renovables del consejero de Industria del Principado, Enrique Fernández, y de la directora general de Energía, Belarmina Díaz.

El responsable de Windar indicó que la entrada en España en la carrera de la eólica marina sería una noticia positiva para la empresa "porque no podemos vivir toda la vida del negocio de la exportación", que es precisamente de lo que depende en la actualidad la actividad de los talleres eólicos avilesinos. Volviendo a la posibilidad de construir un parque eólico "offshore" (en el mar) en aguas del Cantábricos, Orlando Alonso aclaró que su deseo de verlo hecho realidad algún día en Asturias no es óbice para defender la necesidad de que las comunidades del norte (Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco) "trabajen de forma coordinada antes que competir entre ellas" para que el pretendido primer parque eólico marino español se levante en la Cornisa. "Y si no es en Asturias que sea en una comunidad vecina; en Portugal ya han dado pasos en este sentido, no podemos quedarnos atrás", añadió.

El Gobierno del Principado, según apuntó el consejero Enrique Fernández, ha iniciado contactos con otras comunidades autónomas del norte para tratar de formar una alianzas que permita el desarrollo del primer parque eólico marítimo español. La idea de generar electricidad en la costa asturiana también está en los planes de la compañía eléctrica EdP, que analiza la viabilidad de un proyecto "wind float", esto es, un parque eólico marino flotante.

A esto se refiere Alonso Villarón cuando dice que hay soluciones tecnológicas para desarrollar la eólica marina en la costa asturiana, caracterizada por la escasez de plataforma continental con poca profundidad y, por tanto, poco propicia para anclar en el fondo marino las estructuras que soportan el peso de los aerogeneradores. La forma de soslayar ese inconveniente es desarrollar unos dispositivos flotantes que permitan instalar "granjas eólicas" en el Cantábrico, una solución de la que en su día ya se hizo eco en las páginas de este diario, José Luis Caballero, vocal del Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos de Asturias. Entre tanto cobra cuerpo la posibilidad de construir parque eólicos marinos en España, Windar Renovables trabaja para el extranjero. Según explicó el presidente de la compañía, el trabajo se centra en estos momentos en la fabricación de 44 aerogeneradores encargados por Siemens Gamesa para una parque marino en la costa de Bélgica y en el montaje de 66 "jackets" (armaduras de celosía que se anclan al fondo marino y a las que se fijan los aerogeneradores) para el proyecto Saint Brieuc, el que será el primer parque eólico marino de Iberdrola en Francia.

La eléctrica ha seleccionado a la alianza Navantia-Windar Renovables como suministradores de las estructuras y esto obligará a los fabricantes -por los plazos de entrega acordados- a derivar parte de la producción en Francia, en concreto al puerto bretón de Brest. Navantia y Windar fabricarán en Bretaña, a través de empresas locales, parte de los componentes y desde allí, junto a las piezas fabricadas en Avilés, se llevará todo a las instalaciones de la antigua Astano en Fene (El Ferrol), donde se ensamblarán.

Desde que se iniciaron en el mercado de la eólica "offshore", Windar Renovables y su socio Navantia han logrado siete encargos para fabricar otros tantos proyectos de cimentaciones fijas y flotantes. Orlando Alonso Villarón precisó ayer que la carga de trabajo derivada de la cartera de pedidos garantiza año y medio de actividad en los talleres del parque empresarial de la ría de Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído