13 de febrero de 2020
13.02.2020

Avilés se mira en las fotos de Anderson hasta el domingo

Un total de 2.400 personas han visitado la muestra en el Museo de la Historia Urbana de Avilés

13.02.2020 | 11:45
Avilés se mira en las fotos de Anderson hasta el domingo

La exposición "Hallazgo de lo ignorado. Fotografías de Ruth M. Anderson para la Hispanic Society of America, 1925" cierra sus puertas en el Museo de la Historia Urbana de Avilés este domingo. Desde que se inaugurara en diciembre de 2019, por ella han pasado 2400 personas que han podido descubrir cómo era la vida de los asturianos de principios del siglo XX.

Está organizada por The Hispanic Society of America, el Muséu del Pueblu d'Asturies y el Museo Casa Natal de Jovellanos de la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular de Gijón/Xixón.

La colección cuenta con siete fotografías de Avilés, tomadas en marzo de 1925 por Ruth M. Anderson (1893-1983). En ellas se puede apreciar el contraste entre el lujo y la vida normal de los avilesinos. De la suntuosidad y majestuosidad de una sala del Palacio de Ferrera a la presencia, en ese mismo recinto, de una anciana contratada para tejer alfombras.

A través de estas instantáneas se puede hacer un recorrido visual por el Avilés de la época. Adentrase en la calle del Muelle donde unas vendedoras ambulantes de alfombras castellanas miran a la cámara. Observar junto a un grupo de hombres y niños, ataviados con boinas, cuánto pesan los percebes con el tranvía, el Gran Hotel y la Casa Larrañaga como telón de fondo. Así como comprar el pan en una panadería del centro donde unas señoras con madreñas y pañuelo en la cabeza esperan gustosas a que pase algún transeúnte.

El patrimonio perdido de Avilés es descubierto también en esta colección. Anderson fotografió un retablo de alabastro inglés de la Capilla de las Alas que lleva desaparecido desde la Guerra Civil. Se trata de una obra del siglo XV que representa escenas de la vida de la Virgen, los Reyes Magos o Santa Catalina.

Esta serie cuenta con un total de 88 fotografías tomadas en Asturias a comienzos de 1925. Ruth M. Anderson llegó a la provincia a finales de enero de ese mismo año con el objetivo de retratar la vida cotidiana de una sociedad tradicional y castiza. La fotógrafa estadounidense fue contratada por la Hispanic Society of America para que recorriera España con su cámara y pronto se convirtió en el museo y biblioteca de Estados Unidos más importante sobre la cultura española e hispánica. Esta sociedad obtuvo en 2017 el Premio Princesa de Asturias de Cooperación.La entrada a la exposición es libre y gratuita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído