Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Protectora de Animales sopesa denunciar el bloqueo de la perrera

El consorcio del albergue no se reúne desde el mandato anterior y no ha resuelto la crisis por el rechazo de Carreño a la parcela seleccionada

Vecinos de Tamón, en la finca seleccionada para instalar la perrera mancomunada.

Vecinos de Tamón, en la finca seleccionada para instalar la perrera mancomunada. I. G.

La Fundación Protectora de Animales del Principado de Asturias sopesa denunciar el bloqueo de la perrera mancomunada. El consorcio constituido en 2018 para construir el albergue de animales de la comarca no se ha reunido desde el anterior mandato y sigue sin convocarse pese a la crisis por la posible

"El consorcio se tiene que reunir cuatro veces al año y no lo hace desde el primer semestre del año pasado. La mesa de contratación ratificó en septiembre una parcela, la de Tamón, que sigue pendiente de ser ratificada por el consorcio. ¿Qué está pasando? Esto es urgente. El albergue es necesario, obligatorio por ley y el consorcio tiene unos Estatutos que cumplir", protestó ayer la secretaria de la Protectora, Alejandra Mier.

La alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero, llegó a pedir en diciembre por registro la convocatoria de la reunión de los ayuntamientos consorciados (son doce) para dar cuenta de todo el proceso de adjudicación de la parcela y tomar decisiones dentro del órgano colegiado. Casi dos meses después, esa reunión sigue sin celebrarse y en los ayuntamientos de Carreño y Avilés guardan silencio sobre las gestiones que se están realizando para solventar la crisis, una más en el periplo de la perrera, un proyecto del que se lleva hablando desde hace más de veinte años y que no acaba de tomar impulso. Cuando el plan parecía al fin encarrilado, estalló la crisis con Carreño.

"¿A uno de los concejos consorciados le toca la finca para la perrera y ahora dice que no la quiere?", planteó Mier. "Carreño está incumpliendo el compromiso que adquirió con el consorcio, todos los ayuntamientos aceptaron una serie de condiciones. El presidente sigue sin convocar la reunión y el resto de ayuntamientos no dicen nada", protesta el exconcejal Francisco Zarracina, ahora en las filas de la Unión de Ciudadanos Independientes de Avilés (UCIN).

Desde la Protectora de Animales inciden en que la propuesta de adjudicación está hecha y que hay un procedimiento que cumplir. "Si un ciudadano tiene un perro sin chip paga 300 euros de multa. ¿Los políticos no cumplen sus obligaciones y aquí no pasa nada? Estamos hablando de una población de 140.000 personas que tiene derecho a tener ese servicio", añadió Mier. El emplazamiento de Tamón cuenta con el rechazo vecinal y del propio Consistorio, que argumenta que la parcela no cumple los requisitos para construir la perrera y dice tener otra alternativa. "Rechazo vecinal hay cada vez que se habla de una ubicación: ocurrió en La Lloba (Castrillón), en la zona de Miranda (Avilés) y ahora en Carreño. Pero ahora hay unos compromisos que cumplir", concluyó Mier.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats