15 de febrero de 2020
15.02.2020
La sentencia del caso del agua

Los Villalba y un exjefe de la gestora de las piscinas, condenados por pagar sobornos

El exalcalde y la exvicealcaldesa de Corvera, el exedil de Urbanismo y la empresa quedan libres l "Estoy tranquilo porque sé lo que hice; voy a recurrir", se defiende Miguel Ángel Villalba tras conocer el fallo

15.02.2020 | 01:48
Miguel Ángel Villalba, a la entrada del TSJA, en Oviedo el pasado otoño.

Los hermanos Miguel Ángel y Elena Villalba han sido condenados a un año y nueve meses de prisión por falsificar facturas relacionadas con la empresa gestora de las piscinas cubiertas de Las Vegas. Los dos fueron concejales por la Agrupación Social Independiente de Avilés (ASIA), un partido político que llegó a tener hasta cuatro representantes sentados en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Avilés hasta 2011. La condena que publicó ayer la magistrada titular del Juzgado de lo penal número 1 de Avilés abunda además en que los dos expolíticos tienen que enfrentarse también a otros dos años y seis meses de cárcel por un delito de cohecho (pagar sobornos) y, además, tendrán que hacer frente sendas multas de 354.200 euros. A todo esto tienen que sumar el 6,6 por ciento de las costas procesales, es decir, la minuta de los abogados.

El tercer condenado es el exdirector de la zona norte de la empresa encargada de gestión de las piscinas de Corvera. Según indica la juzgadora en su sentencia: "Se aprecian ciertas contradicciones entre lo manifestado por el acusado y por algunos de los testigos de la propia defensa, por ejemplo: cuando se aborda el tema de las obras en la cafetería, o el tema de quien hacía llegar las facturas a la sede de la empresa en Avilés". Por eso, y por el análisis de las "supuestas obras" en la cafetería de las piscinas o en el concejo de Gozón, la jueza "estima que existen pruebas suficientes para considerar al mismo, de forma clara y contundente, autor del delito de cohecho por el que venía siendo acusado".

Las penas a las que tiene que hacer frente son semejantes a la de los hermanos Villalba: "Dos años y seis meses de prisión con la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de siete años y seis meses; así como multa proporcional por importe de 354.200 euros". "Estoy tranquilo porque yo sé lo que hice y voy a recurrir", subrayó nada más conocer la sentencia Miguel Ángel Villalba.

Según señala la jueza en su sentencia, "entre los años 2009 a 2011, el acusado, fundador del partido político ASIA y concejal por dicha formación en el Ayuntamiento de Avilés en el período 2003 a 2011, ideó junto con su hermana, la también acusada María Elena Villalba, y con el concierto [del exdirectivo de la mercantil condenado], un plan destinado a obtener fondos de la mercantil con los que satisfacer sus necesidades personales y familiares, así como financiar las actividades de su partido, a cambio de la concesión de ciertos beneficios en forma de contratos con distintas administraciones públicas al amparo de su posición política y relación con otros cargos públicos". Añade la jueza a continuación: "Los hermanos Villalba constituyeron, para recibir los pagos, una comunidad de bienes -Ariel, C. B.-, utilizando para ello personas interpuestas, con el propósito de ocultar su identidad y confeccionaron facturas por cuenta de terceros sin relación con los hechos, por servicios no prestados, o por importes superiores a los debidos, como medio para justificar las cantidades de dinero recibidas y darles apariencia de licitud".

El resumen que la jueza hace de la asociación establecida entre los Villalba y el exdirectivo de la zona norte de la empresa gestora de las piscinas, Aquagest, sigue a continuación con estas palabras: "Acordaron verbalmente que el segundo [Miguel Ángel Villalba] se encargase de la ejecución material de las obras de reforma de la cafetería del complejo deportivo, no constando ni los términos concretos de la misma, ni el precio a satisfacer, ni el proyecto de ejecución". La jueza pone en duda que se hubieran realizado obras en el local de las piscinas corveranas (justo lo contrario que las defensas de los acusados). "En el citado espacio, que había sido entregado en perfectas condiciones y sin necesidad de reforma integral alguna, se llevaron a cabo pequeñas mejoras y mínimos cambios, que nada tienen que ver con los conceptos y/o partidas que se hacen constar en las facturas emitidas, y cuyo precio en modo alguno se corresponde con el que figura en las facturas que fueron giradas al efecto y efectivamente cobradas".

Los expolíticos Luis Belarmino Moro, Ana Belén Toro, Luis Solares, el exnovio de Elena Villalba, la empresa y los otros jefes han quedado libres. En la sentencia se señala además "que existen motivos suficientes" para adoptar "medidas disciplinarias" contra la exabogada de Villalba, que renunció el día anterior al inicio del juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook