DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Medallistas" en el Museo de Avilés

Los usuarios de teleasistencia participan cada mes en actividades de ocio: "Tenemos tiempo, y lo pasamos bien"

El grupo de usuarios de teleasistencia atiende a las explicaciones en el Museo de la Historia Urbana.

El grupo de usuarios de teleasistencia atiende a las explicaciones en el Museo de la Historia Urbana. MARA VILLAMUZA

Son "medallistas". Así se consideran los usuarios del servicio de teleasistencia municipal que ayer participaron en una visita guiada al Museo de la Historia Urbana de Avilés. Lo de "medallistas" no es un halago así por casualidad: casi todos ellos cuentan con un pulsador similar a un medallón, que pueden apretar ante cualquier situación de emergencia. César Sánchez, de 64 años y que vive solo, tuvo que hacer uso de este dispositivo hace solo unos días: "Me encontré mal con un dolor fuerte en las costillas, y gracias a este aparato me llevaron al Hospital, donde pasé varias horas". Ayer Sánchez, ya recuperado, participó en la visita al centro expositivo de La Ferrería. "Me gusta participar en estas actividades, así que intento ir a todas". Del servicio de telasistencia del Ayuntamiento de Avilés se beneficiaron sólo en 2019 un total de 799 personas.

Julia Corzo Pedregal, de 83 años y que igualmente vive sola, también es "medallista". "Tengo ayuda a domicilio y el medallón, y me gusta mucho que organicen estas visitas", reconoció la mujer, vecina de La Luz. La teleasistencia domiciliaria está dirigida a aquellas personas que viven solas o con otras personas en condiciones similar y que, por sus limitaciones, están en situación de riesgo, pero que no necesitan de apoyos externos para la vida diaria. Permite, cuando no son necesarios auxilios permanentes, que los mayores avilesinos permanezcan en el domicilio habitual con la tranquilidad de que cualquier situación de riesgo o emergencia va a ser atendida con rapidez y eficacia. Detrás del programa de teleasistencia está Beatriz Paz, que ayer acompañó a los mayores.

Maribel Iglesias, que acaba de estrenar su "medalla", también participó en el encuentro cultural. "Es una buena oportunidad para disfrutar de un rato agradable", manifestó. Asistieron también a la visita guiada María Teresa Alfaraz y Mari Martín, amigas de una usuaria del servicio de teleasistencia. "Tenemos tiempo para hacer estas cosas y, concretamente, no sabía de este museo en Avilés así que esta es una buena excusa para conocer la ciudad en la que nos movemos", señaló Martín.

Como curiosidad, la visita guiada fue algo distinta a las habituales, al tratarse de usuarios de teleasistencia: para evitar el cansancio de los presentes muchos siguieron las explicaciones sentados en sillas y bancos acondicionados para la ocasión. Y así todos disfrutaron de un Museo que recoge la esencia de Avilés en poco más de una hora y que, desde que abrió sus puertas en mayo del año 2013 ha contabilizado más de 125.000 personas interesadas en sus contenidos, tanto permanentes como temporales. Ayer los visitantes eran de categoría: una docena de "medallistas" de Avilés.

La teleasistencia domiciliaria es un servicio de carácter preventivo para los mayores de 65 que está activo los 365 días del año, las 24 horas. Avilés sumó el año pasado 799 "medallistas". A la teleasistencia se suma, con frecuencia, la ayuda a domicilio, una prestación que apoya a personas y familias en sus propios domicilios cuando presentan dificultades para realizar las actividades básicas de la vida diaria, ofreciendo apoyo en el cuidado personal y en la realización de las actividades domésticas. También facilita la relación con el entorno y la adquisición de habilidades para mejorar su integración.

Compartir el artículo

stats