Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño reclama que el consorcio de la perrera resuelva sus alegaciones

El presidente del ente, Jorge Suárez, convocará a los concejos "en la primera quincena de marzo" para resolver la crisis

"Carreño está esperando que el consorcio del albergue de animales resuelva las alegaciones que presentamos en su día. Hasta que no sepamos cómo se resuelven no podemos movernos", explicó ayer en Avilés la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, al término de una rueda de prensa a propósito de la reedición de la novela "José", de Armando Palacio Valdés. "Nosotros, el PSOE de Carreño, seguimos pensando que el Ayuntamiento tiene que estar en el albergue, pero tenemos un mandato del Pleno que nos ordena salirnos", señaló la regidora.

La crisis con Carreño saltó el pasado verano, cuando una finca de Tamón resultó elegida por la mesa de contratación para construir la perrera. Ese concejo, que forma parte del consorcio, rechaza la ubicación y el Pleno acabó aprobando la salida del ente mancomunado.

"Responderemos pronto las alegaciones de Carreño, en la primera quincena de marzo se reunirá el Consorcio y ahí se analizará si seguimos con el procedimiento actual o si renuncia", reiteró ayer el portavoz del ente, el concejal Jorge Suárez. Y esa reunión es la que esperan el resto de concejos consorciados desde hace ya meses para resolver una crisis que puede acabar dinamitando de nuevo la esperada perrera.

La Protectora de Animales ya ha puesto en manos de sus asesores legales este asunto y no descarta una denuncia o elevar la situación al Defensor del Pueblo. La entidad ya había intentando construir en ese lugar un albergue de animales, pero el rechazo vecinal, unido a la negativa del Ayuntamiento a recalificar los terrenos para permitir esta actividad, acabaron por tumbar el proyecto. Este es, precisamente, el argumento al que se agarran ahora los vecinos y el Consistorio para rechazar el proyecto del ARA: si no era viable la perrera de la protectora hace dos años, tampoco puede serlo ahora la del consorcio.

Ordenanza de animales

Jorge Luis Suárez presidió ayer la comisión informativa especial para la elaboración de la Ordenanza de Tenencia de Animales de Avilés, en la que comparecieron Une dos soledades y la Asociación Animal Feral. Entre las propuestas a destacar se encuentran la obligación de que los gatos tengan chip identificativo y el castrado de aquellos que salen a la calle. "En Avilés hay cuatro asociaciones que se hacen cargo de gatos abandonados, ese ya es un indicativo de que hay un problema. Es una pena tener que hacer restricciones, pero si los propietarios de mascotas no cumplen no queda otra", planteó Teresa, de Animal Feral. Según el colectivo, los abandonos de gatos son una constante, sobre todo en La Luz y Versalles.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats