22 de marzo de 2020
22.03.2020
La Nueva España

El Hospital San Agustín abre un buzón para dejar mensajes de ánimo a los enfermos

El Servicio de Atención al Ciudadano aspira a subir la moral de los infectados por COVID-19, que están aislados y tienen restricción de visitas

22.03.2020 | 00:48
El Hospital San Agustín abre un buzón para dejar mensajes de ánimo a los enfermos

Los pacientes ingresados por infección de coronavirus viven su estancia en el Hospital San Agustín totalmente aislados; por razones obvias no pueden recibir visitas. Y precisamente para llenar ese vacío tan reconfortante como una palabra amiga o un gesto de cariño, el Servicio de Atención al Ciudadano del centro hospitalario comarcal acaba de poner en marcha una idea que permitirá hacer llegar mensajes de ánimo a los enfermos. Se trata de un buzón de correo electrónico al que se podrán enviar comunicaciones que el personal de enfermería hará llegar a los interesados. "Si tienes ingresado a un amigo, un conocido o un familiar y le quieres enviar un mensaje llevándole así un momento de alegría en su estancia en la Unidad de Aislamiento, ahora puedes hacerlo", exhortan los responsables de Atención al Ciudadano. La confidencialidad de las comunicaciones está garantizada.

Pero no solo es necesario tener a un ser querido hospitalizado por coronavirus, desde el hospital dan también la posibilidad de enviar mensajes para todos ellos, de forma anónima o como el remitente prefiera. En estos casos, los mensajes sin destinatario específico se harán llegar a todos los hospitalizados. E incluso, como tercera posibilidad, será posible mandar mensajes para el personal sanitario.

El objetivo que persigue esta iniciativa es subir la moral de los infectados, que sufren, además de su dolencia, la incomodidad de la incomunicación, la psicosis generada por la pandemia y la hostilidad de un medio como el hospitalario, agravada en este caso por la escandalosa parafernalia propia de una zona de aislamiento sanitario. Un facultativo consultado por este diario convino que, ciertamente, los mensajes de apoyo "tienen efecto balsámico".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook