24 de marzo de 2020
24.03.2020
La Nueva España

La necesidad llama cien veces al día

El Ayuntamiento, que recibe un centenar de consultas diarias sobre ayudas sociales, refuerza atención y protocolos municipales

24.03.2020 | 01:26

La necesidad no puede esperar. Lo sabe bien el Ayuntamiento de Avilés, donde se están gestionando cada día una media de un centenar de llamadas relacionadas con las prestaciones y ayudas de emergencia municipales, establecidas con motivo de la declaración del estado de alerta y tras el decreto de la alcaldesa, Mariví Monteserín, que determina que esta atención social tenga la consideración de "servicio esencial".

Los Servicios Sociales municipales han reforzado y reorganizado sus sistemas de actuación y complementan la atención que realizan desde sus sedes con medios tecnológicos. En el nuevo protocolo participan quince profesionales y un total de seis auxiliares y personal técnico constituyen el dispositivo de recepción de llamadas y primera atención.

Una de las prestaciones de mayor relevancia en estos momentos son las ayudas de emergencia para necesidades básicas. La semana pasada se recibieron y tramitaron 21 solicitudes de ayuda por importe medio de 300 euros mensuales, 15 destinadas a necesidades básicas, fundamentalmente alimentación, y 6 al pago de alquileres. Los beneficiarios reciben la ayuda en un plazo medio de 10 días, una vez realizados los trámites de fiscalización y control por parte de los servicios de intervención municipal.

Se ha adaptado también el servicio de ayuda a domicilio para garantizar la continuidad de la atención de aquellas personas para las que estos cuidados profesionales son vitales. Y se ha intensificado asimismo el servicio de teleasistencia, incrementando las llamadas de seguimiento mientras dure la crisis sanitaria. "Es un servicio muy relevante en situaciones de aislamiento como la actual, ya que las personas están permanente conectadas a un servicio de emergencia que, por otra parte, también les permite evitar la soledad", explican desde el Ayuntamiento, que cifra en 657 los avilesinos y avilesinas que cuentan con este tipo de apoyo.

Se mantiene además el servicio de comida a domicilio, "imprescindible en este momento y que probablemente lo sea aún más". Actualmente disponen de él 38 personas, si bien existe la posibilidad de aumentar esta cifra si fuese necesario.

Según explica, la concejala de Promoción Social, Nuria Delmiro, "en estos momento duros y de incertidumbre, ponemos en valor más que nunca los Servicios Sociales de Avilés, cercanos a la ciudadanía, sobre todos a los más vulnerables: mayores, dependientes y familias con escasos recursos. Para esos colectivos, los Servicios Sociales municipales son garantía de respuestas precisas a sus necesidades básicas. Para una eficaz cobertura, hemos reforzado y diseñado protocolos de actuación y reorganizado la atención".

Por otra parte, las autoridades sanitarias comenzaron ayer a tramitar las bajas o los cambios de destino en las tareas a las enfermeras embarazadas del Área Sanitaria III. Compañeros de trabajo de las afectadas en el Hospital San Agustín iniciaron hace unos días una campaña de apoyo a las afectadas, reclamando que fueran enviadas a casa por su situación y teniendo en cuenta que se les considera empleados públicos de riesgo por su estado. Ayer, tras la denuncia pública de dos trabajadoras, Salud comenzó a resolver la situación: una auxiliar del hospital ha sido enviada a casa y una enfermera de atención primaria destinada a labores de recepción telefónica, no expuesta al contacto con los pacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook