El Ayuntamiento de Avilés ya tiene fecha para celebrar la Comida en la Calle tras la crisis del coronavirus: el 13 de septiembre. El gobierno local ha emitido un decreto de modificación de la fecha de ejecución del contrato de servicio relativo a las inscripciones y distribución de asistentes para las fiestas del Bollo en el que reflejan que la nueva fecha para celebrar el convite popular será el 13 de septiembre. El texto, publicado en la web municipal, fue firmado por la alcaldesa, Mariví Monteserín, el 6 de abril.

Precisamente, la regidora aseguró ayer en una entrevista en la cadena Ser que su intención era que los avilesinos pudiesen celebrar la Comida en la Calle cuando la pandemia lo permita. "Comeremos en la calle porque lo necesitamos y hay disposición popular para ello", expresó la regidora, que no se mojó con las fechas y que afirmó estar convencida de que la fiesta puede ser un chute de ánimo para los avilesinos cuando se supere esta crisis. Monteserín también tuvo palabras de recuerdo para los afectados por el COVID-19 y las víctimas mortales: "Es importante pensar en ellos".

Visto lo visto, la idea gusta. Lo que no cuajó tanto fueron las propuestas municipales hechas para disfrutar del día de ayer. Y es que, como diría Frank Sinatra, los avilesinos prefirieron celebrar la Comida en la Calle desde sus casas, sí, pero "a mi manera": la interpretación popular del "Es Avilés" a las 14.00 horas tuvo un seguimiento escaso desde las ventanas, donde sonaron con más fuerzas temas como el "Asturias" de Víctor Manuel, el Sinatra asturiano, o el más pegadizo y popular "Avilés cojonudo", de "Los Irónicos".

Tampoco enganchó el hashtag (etiqueta en redes sociales) "#elbolloencasa", propuesto para compartir fotos, que ayer sólo reunió 16 imágenes en Instagram frente a los centenares etiquetadas bajo el más improvisado -y típico- "#comidaenlacalle". Hasta la portavoz de Cambia Avilés, Tania González, optó por el hashtag popular frente al propuesto desde las redes sociales del Ayuntamiento en sus redes sociales.