El secretario general de la patronal de armadores Cepesca, Javier Garat, ha calificado de urgente que la pescadores sean sometidos a las pruebas para el diagnósticos de la enfermedad por coronavirus. Solo de esta forma, señaló, se puede garantizar el relevo de tripulantes de la flota de altura, que pasa varios días en la mar. Ahora, dijo, se están retrasando los relevos de tripulaciones "para que descansen".

Cepesca ha planteado este problema dentro de la Confederación a la que pertenece, y va a remitir otra nueva petición a los ministerios de Sanidad, Trabajo y al de Pesca. La Federación Nacional de Cofradías Pesqueras (FNCP) también ha elevado peticiones en la misma línea a Pesca y al Ministerio de Sanidad, esta última a través de la Confederación Empresarial Española de Economía Social (Cepes).

"Hemos cumplido desde marzo, la flota sigue faenando, pero las mascarillas nos han llegado por fuentes privadas", según el presidente de la FNCP, Basilio Otero. Y es que además de test de diagnósticos, el sector pesquero nacional, incluido el asturiano, reclama mayores medidas de protección individual que vayan de pescadores a pesca deros.