03 de junio de 2020
03.06.2020
La Nueva España

Trabajadores de Alu Ibérica inician un encierro en La Coruña mientras Industria no aclare su futuro

La protesta persigue que Industria intervenga para "hacer cumplir" el 100% de lo acordado con la venta de Alcoa a Parter

03.06.2020 | 14:11
Los trabajadores de La Coruña, este mediodía, en el el Ayuntamiento gallego.

Un grupo de trabajadores de Alu Ibérica de La Coruña han iniciado este mediodía un encierro en el Ayuntamiento de La Coruña adonde acudieron para que la alcaldesa, la socialista Inés Rey, presionase al Gobierno para convocar una mesa industrial que aclare el futuro de la planta.

Pasadas las 13.00 horas, el presidente del Comité de Empresa, Juan Carlos Corbacho, informó de que el grupo de trabajadores, entre los que se encuentran representantes sindicales de CCOO, UGT y CIG, iniciaban un encierro indefinido en las dependencias municipales. "Llegados a este punto y ante la indiferencia del Ministerio de Industria no convocando la reunion de la Mesa Industrial Ministerial para el seguimiento de nuestro proceso industrial, a pesar de haberla solicitado varias veces, y ante los graves incumplimientos de lo acordado en ese foro para nuestro futuro (inversiones, viabilidad de la empresa y garantias laborales) nos encerramos en el ayuntamiento", comunicaron.

A juicio de los empleados de la planta de la antigua Alcoa, tanto el Ministerio como las comunidades gallega y asturiana, tienen "la responsabilidad de velar por ellos". El encierro se mantendrá "mientras no se nos comunique la convocatoria de esa mesa sectorial". La protesta persigue asimismo que Industria intervenga para "hacer cumplir" el 100% de lo acordado con la venta de Alcoa a Parter el pasado verano, y el nuevo traspaso confirmado en marzo al grupo Riesgo, que en la actualidad dirige la factoría. Instan a "reparar" a los trabajadores por los 10 meses "perdidos" del plan industrial, así como garantías laborales".

Ultimátum de Alcoa

Parter, el fondo de inversión suizo que el año pasado adquirió las fábricas de La Coruña y Avilés, continúa con la callada como respuesta al ultimátum dado por Alcoa para que revierta la reventa de las fábricas a Grupo Riesgo, consolidada el pasado marzo, en un acto que Alcoa considera contrario al acuerdo de venta suscrito en agosto de 2019. "Alcoa pide a Parter que o revierte la venta a Riesgo o cumple con el acuerdo", explican fuentes de la multinacional norteameticana.

Desde Grupo Riesgo, la nueva dirección de la fábrica coruñesa —ahora llamada Alu Ibérica— eluden hacer comentarios "porque es un tema que compete a ellos [Alcoa y Parter]". El plazo vence mañana jueves.

La plantilla de Alu Ibérica ha sufrido este mes retrasos en el abono de las nóminas que mantiene intranquilos a los trabajadores. La dirección de la planta los justifica por la "falta de pagos de Alcoa desde hace más de un mes, conforme a su acuerdo con Parter Capital".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído