09 de junio de 2020
09.06.2020
La Nueva España

Los delitos penales, a la baja en Asturias, despuntan en Avilés por la "banda del Seat León"

El robo de vehículos aumentó un 44% en el primer trimestre, cuando también se registró una agresión sexual con penetración en la ciudad

09.06.2020 | 00:29
Agentes de la Policía Nacional, durante un control en Avilés.

Avilés y Langreo son los dos únicos municipios asturianos de más de 30.000 habitantes en los que la criminalidad se ha disparado durante el primer trimestre del año, marcado en marzo por el decreto del estado de alarma y el confinamiento de la población. Según los datos registrados por los diferentes cuerpos policiales, desde el pasado enero las infracciones penales sumaron en Asturias 6.185, un 5,4 por ciento menos que en el mismo periodo de 2019. En Avilés, sin embargo, los delitos aumentaron en casi un 5 por ciento, con un total de 492 infracciones notificadas. Destaca sobremanera en el registro del Ministerio del Interior una agresión sexual con penetración -en el primer trimestre de 2019 no se contabilizó ninguna- y un aumento importante de los casos de sustracción de vehículos: en concreto el robo de coches en Avilés aumentó un 44,4 por ciento, con trece casos detectados desde el pasado enero. En este tiempo fue importante el trabajo de la banda del Seat León, con raíces avilesinas. Esta red protagonizó numerosos asaltos en los últimos meses en distintas localidades asturianas valiéndose de coches robados de la marca Seat. El trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil llevó a la progresiva desarticulación de la citada banda, que en febrero vio reducido su nivel de acción hasta ser prácticamente inexistente.

También aumentaron levemente los hurtos -148 casos en el primer trimestre de 2019 frente a 150 de este año-. Disminuyeron, al contrario, los robos con fuerza en domicilios y también los robos con fuerza en establecimientos comerciales. Igualmente cayeron en un once por ciento los robos con violencia e intimidación y en un ochenta por ciento las intervenciones policiales por riñas tumultuarias. Esto puede explicarse, en parte, por el confinamiento de la población desde mediados de marzo, según el Ministerio del Interior, que considera que el descenso de delitos penales a nivel nacional (un nueve por ciento menos) está íntimamente correlacionado con las circunstancias derivadas de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el covid-19. "El descenso se ha producido en la gran mayoría de los tipos penales, como las tentativas de homicidios dolosos y asesinatos, los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, el conjunto de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, los robos con violencia o intimidación, los robos con fuerza, los hurtos, y las sustracciones de vehículos", explican haciendo alusión a los datos de delincuencia nacional.

En el caso de Avilés, si bien el número de delitos no es sobresaliente, sí supera, aún con el estado de alarma, el registrado el año pasado principalmente por el robo de vehículos. Al igual que ha ocurrido en el ámbito nacional, en Avilés aumentaron las agresiones sexuales con penetración. Dicho incremento hay que ponerlo en relación con las activas políticas de concienciación social que han provocado una mayor disposición de las víctimas a denunciar estos delitos y a poner sus casos en manos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, reduciendo de esta forma los niveles de infradenuncia que podían existir, según manifiestan desde el Ministerio del Interior.

Lo que se mantiene en Avilés igual que el año pasado son los delitos por tráfico de drogas con dos casos contabilizados. Sí aumentaron estos delitos a escala nacional: "Esta muy relacionado en este caso con la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en el marco de planes específicos como el Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar, dado que en este fenómeno delictivo se producen muy pocas denuncias", apuntan.

En el apartado de homicidios dolosos y asesinatos consumados o en grado de tentativa no se han registrado delitos. El último caso de estas características registrado en la ciudad ocurrió el pasado mes de septiembre. Entonces murió a puñadas la transexual Paloma Barreto en un piso de citas de la calle de La Cámara. Por este suceso está en prisión A. L. O., transformista brasileño de 24 años. El juicio todavía no se ha celebrado.

Con todo, Avilés es junto a Langreo, con un 13,5 por ciento de delitos más que en el primer trimestre de 2019, el municipio asturiano de más de 30.000 habitantes que destaca por el número de infracciones penales. En Gijón los casos han caído en un 5,8%; en Mieres, en un 1,5 por ciento; en Siero un 14,3 por ciento y en Oviedo, un 15,9.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído