Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi 200 deportistas de élite pasaron en 2019 por la Unidad de Medicina Deportiva

Consultas de salud, análisis, test de esfuerzo o planes de entrenamiento ocupan a los profesionales que guía el doctor Terrados en el Quirinal

Nicolás Terrados y Beatriz Álvarez, en una sala de la Unidad de Medicina Deportiva del Quirinal.

Nicolás Terrados y Beatriz Álvarez, en una sala de la Unidad de Medicina Deportiva del Quirinal. MIKI LÓPEZ

El servicio de Medicina Deportiva de la Fundación Deportiva Municipal realizó el año pasado un total de 4.605 prestaciones médicas, en las que se incluyen 973 actuaciones solicitadas por 199 deportistas de alto rendimiento. El dato es llamativo, a juicio del director de la Unidad, Nicolás Terrados: a lo largo del año pasado acudieron más deportistas de alto nivel que en 2018 (entonces realizaron 876 servicios) pero con menos lesiones. "Queremos iniciar ahora un estudio para conocer por qué los deportistas tienen menos lesiones, los resultados pueden ser interesantes a escala nacional", avanzó Terrados, que presentó la memoria del 2019 junto a la directora general de Deportes, Beatriz Álvarez y la concejala de Deportes del Ayuntamiento de Avilés, Nuria Delmiro.

Del total de prestaciones realizadas a deportistas de alto nivel -siempre previa solicitud a la Dirección General de Deportes-, 355 fueron consultas médicas, 192 analíticas de sangre, 112 ecografías, 93 reconocimientos médicos, 81 test de esfuerzo, 56 planificaciones de entrenamientos, 39 test de campo, 37 revisiones de lesiones, 37 consultas nutricionales y 19 de fisioterapia más nueve peticiones de pruebas especiales. Los deportistas que demandaron más asistencia médica fueron los piragüistas, aunque el listado recoge un total de dieciséis modalidades deportivas.

"La actividad, en líneas generales, se ha mantenido pese a que trabajamos con un médico menos. Ha sido fundamental la labor de enfermería a cargo de Ana Amelia Menéndez", destacó Terrados. En la Unidad trabaja también Javier Pérez-Landaluce, médico, y Tello Rodrigo, auxiliar administrativo.

Señaló el especialista que este año estará marcado también en la Unidad regional de Medicina Deportiva por la crisis por el nuevo coronavirus. "El confinamiento teóricamente ha hecho perder la condición física específica a deportistas de alto nivel y probablemente ahora precisen un tiempo de adaptación mayor y se produzcan más lesiones, como se está viendo en Alemania. Pero también sabemos que muchos deportistas han entrenado mucho y bien en sus casas", subrayó.

Incidió asimismo en que los deportistas que pasaron el covid-19 de forma leve no requieren más seguimiento del habitual. "Al contrario hay que hacer chequeos importantes del corazón a los que han sufrido síntomas severos o graves, porque recientemente se ha demostrado que el coronavirus puede afectar al corazón".

La directora general de Deportes, Beatriz Álvarez , también hizo alusión al coronavirus, y dedicó unas palabras al deporte base: " A partir del 21 de junio (supuestamente entonces culminará la fase 3 y Asturias entrará en la llamada nueva normalidad) iremos abriendo más puertas y ventanas a la actividad deportiva. Y en cualquier caso será importante mantener las líneas de ayudas para la próxima temporada", subrayó al tiempo que consideró el deporte "una herramienta imprescindible para la salud".

Además de la actividad puramente asistencial, la Unidad de Medicina Deportiva de Avilés también participó en distintas actividades de docencia e investigación, con tres publicaciones en revistas científicas internacionales y nueve ponencias en congresos. La Unidad sacó también a la luz el número 18 de la revista "Deporte, salud y entrenamiento", una publicación que tiene como fin la divulgación de los conocimientos científicos y de investigación en torno al deporte y relacionados específicamente con la medicina deportiva. Analizaron, por ejemplo, la composición corporal en el fútbol o los aspectos fisiológicos en el esquí de montaña.

Terrados avanzó a su vez las conclusiones del "Grupo Avilés" que se reunió el pasado noviembre y que defiende, como imprescindible, la implantación en España de la regulación y obligatoriedad del reconocimiento médico previo a la práctica deportiva. Este grupo formado por expertos de todo el país mostró también su preocupación "ante el claro aumento de los indicadores de sedentarismo en la población infantil". En este sentido, Avilés participa en el Estudio Pasos de la Fundación Gasol, con niños de 8 a 16 años. Una de las principales conclusiones de este estudio pionero en el país es desalentadora: más del 60% de los menores no cumple con la recomendación de actividad física.

Compartir el artículo

stats