13 de junio de 2020
13.06.2020
La Nueva España

Piden cuatro años y la expulsión de Avilés para un hombre por una agresión sexual en La Espina

La Fiscalía solicita que el acusado indemnice a la víctima con 3.000 euros por daños morales y con otros 160 por lesiones

13.06.2020 | 01:04
Lugar donde en el que produjo la agresión, junto al colegio de La Espina.

La Fiscalía solicita una pena de cuatro años de prisión y otros cuatro de libertad vigilada, que conllevaría la prohibición de residir en Avilés, para un acusado de agredir sexualmente a una mujer en noviembre de 2019 a primera hora de la mañana en la calle Martinete, en el barrio de La Espina (Llaranes). La vista oral está fijada para el próximo lunes a partir de las 9.45 horas en el Juzgado de lo Penal número 2.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado coincidió con una mujer sobre las 7.45 horas del pasado 29 de noviembre y comenzó a seguirla. Posteriormente, a la altura del colegio Apolinar García Hevia de La Espina, se abalanzó sobre ella, la agarró con fuerza por debajo del pecho para inmovilizarla y la empujó contra un vehículo estacionado.

Momentos después, siempre según el relato de la Fiscalía, le realizó tocamientos por debajo de la ropa, mientras gemía en su oído. En un momento dado, se inició un forcejeo entre ambos y cayeron al suelo; seguidamente, el acusado abandonó el lugar. Como consecuencia de esa agresión, la mujer sufrió hematomas, así como una reacción ansiosa leve, que tardó en superar cuatro días.

En el momento de los hechos, un vecino aparcó en las proximidades del colegio y sorprendió al presunto violador, motivo que provocó su huida. El vecino corrió tras él. Posteriormente fue detenido en La Luz. Según apunta la Fiscalía, el acusado presentaba un diagnóstico compatible con trastornos relacionados con el consumo de sustancias, posible trastorno de la personalidad antisocial, sin menoscabo de sus facultades intelectivas. Pese a esa situación, el pasado 30 de noviembre, el acusado entró en prisión provisional comunicada y sin fianza.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual. Además, el acusado concurre en un agravante de desprecio de género y ha de indemnizar a la víctima con 160 euros por las lesiones y con 3.000 por daños morales, concluye el Ministerio Fiscal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook