19 de junio de 2020
19.06.2020
La Nueva España

Aprobada la partida presupuestaria para las ayudas al comercio entre los recelos del PP y Vox

Las bases de la convocatoria se consensuarán entre el gobierno y la oposición en los próximos días para llevarlas al Pleno de julio

19.06.2020 | 11:43
Celebración del pleno ordinario de junio del Ayuntamiento de Avilés.

La Corporación avilesina ha aprobado esta mañana, entre los recelos del ala más a la derecha del Pleno, la modificación presupuestaria que permitirá destinar 500.000 euros a ayudas al comercio y la hostelería para mitigar las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus. Los cuatro concejales del PP se han abstenido y los dos de Vox han votado en contra. Ambos grupos argumentan que las bases no están cerradas y que el borrador vincula las ayudas al mantenimiento del empleo, cuestión con la que no están de acuerdo.

Lo que se ha aprobado es la modificación presupuestaria para poder destinar 400.000 euros en ayudas para la adquisición de sistemas de protección colectiva (como señalización preventiva, cámaras termográficas, mamparas protectoras, pantallas anticontagio o equipos de desinfección) y 100.000 para la implantación de plataformas de comercio electrónico. Podrán beneficiarse de sendas líneas de ayudas personas físicas (autónomos, comunidades de bienes o sociedades civiles), microempresas y pequeñas empresas, que realicen una inversión mínima de 600 euros (IVA excluido). La cuantía máxima a percibir será del 50 por ciento del total de los gastos subvencionables (impuestos indirectos excluidos), hasta un máximo de 2.000 euros.

El portavoz socialista, Manuel Campa, ha incidido en el compromiso del gobierno "en negociar las bases" de las ayudas, que "no están definidas al 100%". "Las cerraremos en la política de reactivación y tendremos en cuenta las diferentes aportaciones. Nuestra intención es llevarlas a aprobación en la comisión del próximo día 29 para llevarlas al Pleno de julio", ha señalado.

El principal partido de la oposición, Cambia Avilés (CA), ha apoyado la modificación presupuestaria, pero ha puesto en tela de juicio los frutos que ha dado hasta ahora el Consejo de Reactivación. "Hay que hacer más cosas, tenemos que tener una estrategia. Esperábamos del Consejo para la Reactivación un verdadero plan de recuperación, hace falta involucrar más a la ciudadanía. La crisis del comercio no es de ahora. Necesitamos tener un espacio para construir en común, hay que tomárselo más en serio", ha señalado su portavoz, Tania González.

Su homóloga en Ciudadanos (Cs), Carmen Pérez Soberón, ha incidido en que hay que "ser pragmáticos". "Es necesario iniciar los trámites para movilizar ese dinero. "Votamos a favor para iniciar ese trámite de transferencia de crédito, pero con el objetivo de que las cosas se hablen y se llegue al mayor consenso posible en las bases de la convocatoria", ha puntualizado.

"Los hosteleros y comerciantes no necesitan limosnas, sino una situación favorable para poder trabajar", ha aseverado la portavoz del Partido Popular (PP), Esther Llamazares. Su grupo defiende que vincular estas nuevas ayudas al mantenimiento del empleo, como pretende CA, es "poner palos en las ruedas". "No vamos a ser cómplices de eso. Nos abstenemos con mucho dolor", ha señalado Llamazares.

"No podemos firmar un cheque en blanco para utilización de 700.000 euros de nuestros vecinos sin la certeza de quienes van a ser los beneficiarios", ha argumentado Arancha Martínez Riola los votos contrarios de Vox a esa modificación presupuestaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído