19 de junio de 2020
19.06.2020
La Nueva España

Windar y Navantia abren fábrica en Francia para el parque eólico Saint-Brieuc

El contrato genera más de 2.000 empleos directos, unos mil en Asturias y Galicia

19.06.2020 | 01:25
Por la izquierda, Susana de Sarriá, Alberto Núñez Feijóo, Ignacio Galán y Orlando Alonso, ayer, en el acto organizado con motivo de la firma del contrato.

La empresa avilesina Windar y la sociedad pública Navantia pondrán en marcha en Brest (Francia) una planta en la que fabricarán los nudos inferiores y la estructura de celosía de 34 de los 62 plataformas (jackets) que conformarán el parque eólico marino Saint-Brieuc, que se erigirá mar adentro frente a la costa bretona. Este proyecto dará empleo a más de 2.000 profesionales de forma directa. De ellos, casi 1.000 corresponden a empleos generados en Navantia-Windar en Galicia y Asturias, y más de 1.100 estarán repartidos entre diversas empresas en el país galo.

El contrato, cuyo importe total asciende a 350 millones de euros, supone el mayor de la historia de la alianza Navantia-Windar en el sector de la eólica marina y quedó suscribió ayer en el astillero de Navantia en Fene (A Coruña) en un acto en el que participaron el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán; el presidente de Windar, Orlando Alonso; la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá; el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

Windar y Navantia construirán 62 "jackets" (plataformas que sustentan los aerogeneradores marinos) y los pilotes para el parque eólico offshore de Saint-Brieuc, un proyecto ya anunciado hace meses pero que se hizo oficial ayer con la firma del contrato.

El acuerdo comprende la fabricación de los "jackets" por parte de Navantia en sus instalaciones de Fene y Windar suministrará los pilotes desde su centro de Avilés, situado en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). El ensamblaje final de todos los subconjuntos se realizará en las instalaciones de los astilleros gallegos.

El parque eólico marino de Saint-Brieuc dispondrá de una potencia de casi 500 megavatios y podrá generar energía limpia suficiente para satisfacer el consumo de electricidad de cerca de un millón de personas. Ubicado en aguas de la Bretaña francesa, en un área de aproximadamente 78 kilómetros cuadrados, la instalación prevé iniciar su explotación en 2023, tras una inversión de 2.400 millones de euros. "Esta adjudicación afianza la alianza de más de seis años entre Iberdrola y Navantia-Windar, que suma contratos por un valor cercano a los 1.000 millones de euros", celebraron desde la compañía energética. Entro los encargos ya culminados se encuentran los parques eólicos marinos Wikinger, en aguas alemanas del mar Báltico, e East Anglia One, en el Reino Unido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook