Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con ganas de columpios

"Con precaución no hay problema", indicó un abuelo junto a su nieto en la reapertura del área de ocio infantil del Ferrera

Gara Rodríguez, en brazos de su madre, Mónica Dorta, y Ángel Rodríguez, en uno de los aparatos, en el parque Ferrera.

Gara Rodríguez, en brazos de su madre, Mónica Dorta, y Ángel Rodríguez, en uno de los aparatos, en el parque Ferrera. RICARDO SOLÍS

Los hermanos Nel y Alba Rodríguez juegan sin descanso en el parque de Las Meanas. Llevaban esperando este día como agua de mayo. Y se saben la lección, las normas de seguridad anticovid como si se tratara de una tabla matemática. "Llevamos mascarilla y hay que echarse gel en las

Manuel Gutiérrez suele salir a caminar todas las mañanas por el Ferrera con su nieto homónimo. Ayer cambió los planes para la primera hora de la tarde porque "es un día especial", dijo. "El crío me lleva dando la paliza varias semanas preguntándome por qué no abren los parques y yo le decía que era para que los niños no pillaran el 'bicho'. Con precaución, como lo hacemos con gel y mascarilla, no hay problema", comentó el abuelo mientras su nieto correteaba para subirse en todo lo que pudiera.

Ahora, las zonas de esparcimiento para pequeños ya tienen otro color. Cuentan con la sonrisa de los niños que solo quieren disfrutar que sustituye a unos espacios de ocio "tristes" y balizados para prevenir una fuente más de contagio de coronavirus. Los abuelos y progenitores están felices de ver a sus descendientes disfrutar como lo hacían antes de que la pandemia cambiara los planes de una sociedad que se pasó buena parte de la primavera encerrada en casa a cuenta de la emergencia sanitaria.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats