Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Idesa abarata el montaje de plataformas marinas con el envío unificado de piezas

La empresa, con taller en la ría, usará el mismo barco para el transporte y la instalación de una estructura gasística flotante en la costa de Israel

Detalle de los enormes pilotes fabricados en los talleres de calderería de la ría avilesina.

El afán de superación de la empresa asturiana Ingeniería y Diseño Europeo, S. A. (Idesa), cuyos talleres se ubican en la ría de Avilés, tiene su última expresión a bordo de un barco -el "Fairplayer"- que ayer de tarde navegaba frente a la costa de Argelia en dirección al puerto chipriota de Lárcana. A bordo del buque van cargados catorce grandes pilotes, construidos por Idesa, que servirán de base flotante a una plataforma de extracción de gas a emplazar en el mar Mediterráneo, en aguas de Israel (proyecto "Karish"). Hasta aquí, el cargamento no difiere sustancialmente de otros que han salido de Avilés con destinos variopintos (plataformas petrolíferas, aerogeneradores marinos...); la novedad es que junto a los pilotes viajan el resto de piezas que se usarán para montar la estructura flotante y, además, el barco que transporta el material es el mismo que, gracias a sus dos potentes grúas en cubierta, instalará el mecano en su ubicación definitiva. Nunca antes desde Avilés se había suministrado el kit completo para una obra "offshore" (en mar abierto) de esta magnitud y menos aún, a bordo del barco instalador.

Según fuentes consultadas de Idesa, el plus que aporta el suministro íntegro, en un solo viaje y a bordo del buque instalador del kit de montaje de una plataforma marina flotante es "el importante ahorro que supone la eliminación de un transporte y un almacenamiento intermedio", lo cual, a su vez, se traduce en ahorro de costes. "Para hacer posible un suministro en estas condiciones es imprescindible que el nivel de planificación e interacción de las empresas participantes sea excelente, de forma que se evite la espera del barco instalador, lo que supone, en términos de costes, un ahorro de cinco veces el coste logístico convencional", explican en la empresa.

En Avilés no sólo se cargaron las piezas fabricadas por Idesa, sino también las cadenas de anclaje al fondo marino de la futura estructura flotante y los conectores forjados en el País Vasco por la empresa Vicinay Marine. En total, más de 4.500 toneladas de equipos de acero fabricados de acuerdo con las más altas exigencias de calidad. La preparación y conexión parcial en tierra del sistema de fondeo (pilotes, conectores y cadena de fondeo) fue realizada por Idesa, significando esto que el sistema de fondeo completo es entregado por la empresa asturiana listo para su instalación definitiva, minimizando las operaciones marinas necesarias para ejecutar el proyecto.

Lo anterior, destacan desde Idesa, "permitirá reducir a la mitad el tiempo de las campañas de instalación necesarias, ya que habitualmente se instalan los pilotes de anclaje en una campaña y las cadenas en otra, frente al esquema logístico desarrollado para el proyecto 'Karish', que permitirá la instalación de pilotes y cadena de fondeo en una sola campaña".

Desde Idesa esperan que el éxito de este proyecto sea un escaparate que abra la puerta a contratos similares en el futuro, "favoreciendo la visibilidad del puerto de Avilés para operaciones marinas 'offshore' que puedan ser finalmente ejecutadas en diversas partes del mundo".

El antecedente inmediato de este salto de calidad en el suministro de piezas de ingeniería "offshore" se halla en junio de 2019, cuando un barco instalador de plataformas petrolíferas embarcó en el puerto de Avilés, por vez primera, las piezas fabricadas por Idesa para el proyecto "Vito" en el golfo de México. Solo que aquella vez, solo se enviaron los pilotes, no el resto de componentes necesarios para el montaje.

Compartir el artículo

stats