Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca acusa una importante caída demográfica: 322 partos desde enero

El área avilesina se consolida como la más envejecida, con municipios como Cudillero que triplican el índice de mayores de 65 años de España

Los paritorios del Hospital Universitario San Agustín.

Los paritorios del Hospital Universitario San Agustín. MARA VILLAMUZA

Los días de confinamiento no irán parejos de un repunte de la natalidad a finales de año: la previsión del Hospital Universitario San Agustín es cerrar 2020 con unos 686 bebés, una cifra aún por debajo de la que registrada en 2019, cuando en el área sanitaria avilesina vinieron al mundo 709 niños, la cifra más baja desde que existe el complejo sanitario, ya cuadragenario.

Por el momento, los datos registrados en el primer semestre del año, de enero a junio, dan fe de la espectacular caída demográfica en la comarca: hasta el pasado día 30 nacieron en Avilés un total de 327 bebés en 322 partos: cinco fueron múltiples. De estos, 112 nacieron en las peores semanas del confinamiento por el nuevo coronavirus: 52 en marzo y 60 en abril. Llama la atención que el porcentaje de cesáreas en el mes de abril fue uno de los más bajos del año, con un 13 por ciento. En febrero, por ejemplo, el 21 por ciento de los 52 partos terminaron con una intervención quirúrgica. Fue también febrero el mes con más partos gemelares: dos.

Con los datos de partos a mes de junio, el área sanitaria avilesina se consolida, así, como la más envejecida de Asturias y, dentro de su zona, hay concejos como Muros de Nalón o Cudillero que triplican el índice de mayores de 65 años en España. Como telón de fondo de la caída demográfica que afecta sobremanera a Avilés -la ciudad bajó de la barrera de los 80.000 vecinos en 2018- está la crisis económica y las regulaciones de empleo en las empresas de la comarca que provocaron la marcha de muchos trabajadores en edad de procrear. También influye la baja del número de extranjeros en la ciudad y la actual situación económica y laboral derivada de la crisis sanitaria por el coronavirus. De ahí que los gestores sanitarios descarten un repunte de la natalidad asociado a la cuarentena, un hecho que sí ocurrió por ejemplo, en el año 2009 gracias al gol que marcó Andrés Iniesta con la camiseta de la roja en Stamford Bridge, según un estudio publicado en el British Medical Journal.

En el Hospital Universitario San Agustín el mejor año de referencia fue 1977, con 2.207 bebés; a partir de ahí comenzó el descenso hasta llegar a los 820 que nacieron en 2000 y con los que la natalidad avilesina parecía tocar fondo. En el nuevo milenio comenzó un repunte de nacimientos, y la cifra de los mil se vino superando hasta hace un par de años. Ahora los nacidos rondan los setecientos, y por cada niño que ve la luz en Camino de Heros se estima que fallecen dos personas. Cabe destacar, además, el paulatino envejecimiento de la población y el aumento de las franjas intermedias de la pirámide poblacional, lo que hace difícil que se multiplique la especie.

De la comarca, Corvera y Castrillón son la excepción. Ambos se consolidan como los municipios de la comarca con más familias jóvenes. En el caso del primero, el 27,40 por ciento de su población tiene edades comprendidas entre los 25 y los 45 años. El porcentaje en el caso del segundo es un punto inferior, aunque sigue siendo de los más elevados entre los concejos de la zona: un 26,50 por ciento de sus habitantes se ubican en esta franja. Ambos repiten los datos de años anteriores y están, además, por encima de la media para el Principado, situada en el 25,80 por ciento en lo que respecta a los asturianos en esta horquilla de edades.

Compartir el artículo

stats