El plazo para renovar el Bono Social Eléctrico finaliza a mediados del mes próximo (debe realizarse con una antelación mínima de 15 días hábiles al 30 de septiembre), unas fechas que han variado respecto a otros años por el parón administrativo que acarreó el confinamiento. La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Avilés ha editado un tríptico para informar a la ciudadanía de cuáles son sus derechos en este sector y la posibilidad de beneficiarse de descuentos en la factura de la luz, así como los pasos a dar y la documentación necesaria. En torno a un millar de avilesinos solicita cada año ayudas para el pago de la luz y más del 90% opta al Bono Social Eléctrico.

El concejal de Vivienda, Juan Carlos Guerrero, y la edil de Consumo, Lucía Fernández Ron, ofrecieron ayer estos datos en la presentación del tríptico informativo. Los folleto se distribuirán desde la propia OMIC, así como desde la Oficina Municipal de Vivienda y las redes sociales municipales, para reforzar su difusión y lograr que sea conocido por el mayor número posible de personas.

El Bono Social Eléctrico es un descuento en la factura de la electricidad de entre el 25 y el 100% al que pueden acogerse las personas consumidoras según su nivel de renta y determinadas circunstancias personales y familiares.

El descuento varía en función de los tres tipos de consumidor: vulnerable (25% de descuento en la factura), vulnerable severo (40% de rebaja) y en riesgo de exclusión social (factura gratuita).