Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FUNDADOR DE LA FUERZA DE ACCIÓN RÁPIDA Y EXAYUDANTE DEL REY JUAN CARLOS

Agustín Muñoz-Grandes: "Ignoro si está en Abu Dabi, pero creo que el Rey Juan Carlos ha hecho cosas positivas"

"No me gusta cuando solo se habla de misiones de paz porque se crea un ambiente de que las Fuerzas Armadas son una gran ONG humanitaria"

El teniente general Agustín Muñoz-Grandes, ayer, en La Granda.

El teniente general Agustín Muñoz-Grandes, ayer, en La Granda. M. V.

El teniente general Agustín Muñoz-Grandes Galilea (Sigüenza. Guadalajara, 1935) llega a La Granda muy cansado, pero, aún así, atiende a LA NUEVA ESPAÑA ante un vaso de agua y con la voz como en un hilo de 84 años de vida intensa. Es el único hijo del fundador de la División Azul y él mismo contribuyó a la creación de la Fuerza de Acción Rápida.

- Su vida es muy larga. Empecemos, por ejemplo, en su época como al frente del Tercio Duque de Alba.

-Fueron dos años, en Ceuta. Mi primer destino también estuvo vinculado a la Legión. Entré en combate con la Sexta Bandera en la guerra de Sidi-Ifni. Luego también mandé la Legión a través de la Fuerza de Acción Rápida (FAR).

- Parece como si la guerra de Sidi-Ifni no hubiera sucedido.

-Totalmente. Un periodista, un compañero suyo, siempre la llamó la Guerra Ignorada. Tampoco es que fuera una escabechina, pero tuvimos seiscientos muertos, doscientos heridos... pero, claro, seiscientos muertos son muchos muertos.

- ¿Cuál fue su destino más satisfactorio?

-Siempre digo que el título más bonito que tengo es el de soldado de España, eso, sumado al juramento que presté en el año 1955, hace sesenta y tantos años, un juramento que no tiene fecha de caducidad.

- Usted llegó a la FAR tras haber sido piloto de helicópteros.

-Ya no lo era. Cuando me nombraron jefe de la FAR había ascendido a general y piloto lo fui hasta coronel. Fue un mando muy bonito porque tenía a todas las unidades operativas bajo mis órdenes: la Legión, la montaña, los helicópteros...

- La FAR ha sido la que más veces de España.

-Empezamos con ella, sí, a salir del país con unidades de tropa. Antes el Ejército había hecho misiones de observación y control. Los primeros que salieron fueron paracaidistas para la pacificación de la frontera en Iraq.

- A usted no le gustan las misiones de paz.

-Nada. No me gusta cuando solo se habla de paz porque se crea un ambiente de que las Fuerzas Armadas son una gran ONG humanitaria. Y no. Nuestras fuerzas tienen muy claro que nuestra misión es estar preparados para combatir. Y eso es principal. Teniendo soldados para combatir, desde allí puedes ir a misiones de paz, misiones de guerra. Creo que lo estamos haciendo bien

- ¿Qué le parece el trabajo de la Unidad Militar de Emergencias?

-Es una unidad cuya misión es acudir a todas las catástrofes. Nunca estuve en ella, pero creo que espléndida y que sirve para todo. Siempre recuerdo que la misión de las Fuerzas Armadas es combatir para defender España y los intereses de los españoles. Un teniente general americano decía: "Si tienes un buen combatiente, tienes un soldado para lo que sea; si tratas de hacer un soldado de paz, sólo te sirve para una cosa". Las misiones en las que se combate son las que sirven de verdad para la paz.

- Su padre fue condecorado por Hitler, De Gaulle, el Congreso de los Estados Unidos. ¿Cómo consiguió el beneplácito de unos y otros?

-Porque la División Azul fue una unidad fundamental para que España no entrase en la Segunda Guerra Mundial en favor de quien fuera. Le tacharon de nazi. Cuando entramos en conversaciones con los Estados Unidos se dieron cuenta de lo que era el Ejército español, de habíamos ido a luchar contra el comunismo, es decir, Hitler no podía sacar a la División Azul del frente ruso: tenía que luchar contra el comunismo. Y eso se consiguió. De nazis, nada. Eran señores que iban a combatir contra el comunismo. Tenga en cuenta que la guerra civil nuestra es la primera que pierde el comunismo.

- Estuvo en la noche del 23F mano a mano con el rey Juan Carlos.

-Fue una noche triste: el rey estuvo espléndido, con unas ideas muy claras. Aquello terminó bien, gracias a Dios. Siempre que se habla del 23F se habla de qué pensó el rey. Estaba totalmente sorprendido de lo que estaba pasando: no tenía nada que ver con ello. Luego estuvo espléndido en su presentación ante el pueblo español. Todos los capitanes generales de todas las regiones se pusieron de su parte desde el primer minuto. Salvo Milans, que era el más monárquico de todos y se le fue un poco de la manos y luego al final se entregó.

- ¿Qué le parece este final del rey Juan Carlos en Abu Dabi?

-No sé si está en Abu Dabi. Creo el rey Juan Carlos ha hecho cosas positivas durante su reinado: afianzó la democracia potenciando todas las instituciones para asentarla. Una cosa es hablar de la democracia y otra es ponerla en marcha.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats