03 de septiembre de 2020
03.09.2020
La Nueva España

Salud investiga otro posible brote en un bar del paseo marítino de Salinas mientras cierra una sidrería de Oviedo

Un camarero del establecimiento que estaba de descanso y dos personas de su entorno dieron positivo y la dirección del local ha decidido cerrar por responsabilidad

03.09.2020 | 14:15
El establecimiento hostelero de Salinas que ha cerrado por cautela tras el positivo en covid de uno de sus empleados.

La preocupación por los brotes de coronavirus en la comarca de Avilés se extiende a Salinas (Castrillón) debido al positivo en covid-19 que ha dado uno de los camareros de un conocido bar del paseo marítimo. A esa circunstancia se une el hecho de que otras dos personas también habrían dado positivo en las pruebas PCR. El equipo anticovid del área sanitaria de Avilés analiza el alcance de estos primeros contagios vinculados a la localidad castrillonense, pero aún no ha declarado oficialmente la existencia de un brote. Además en Oviedo se ha decretado el cierre de una sidrería en Teatinos por el positivo de un trabajador.

La dirección del bar donde trabaja el camarero contagiado, La Luna, ha optado por no abrir esta mañana el establecimiento por responsabilidad y cautela sanitaria. En estos casos, el siguiente paso sería proceder a la desinfección del local y esperar acontecimientos. Según ha exlicado uno de los propietarios del bar, el camarero infectado estuvo de descanso del sábado al martes y tiene una manifestación asintomática de la enfermedad; por tanto, y según le dijeron profesionales sanitarios, la probabilidad de haber contagiado a otras personas en los días previos a quedarse de descanso era baja. El personal de La Luna, no obstante, ha tomado medidas de protección a la espera de conocer los resultados de los test de covid que se ha realizado: permanecen aislados a la espera de noticias de su estado de salud.

La actitud de prudencia mostrada por la propiedad de La Luna es la misma que manifestaron los dueños de las cafeterías Valsa y Piol de la calle Valdés Salas de Avilés: el pasado viernes trascendió el positivo de un cliente y de otras personas vinculadas con los establecimientos y al día siguiente, el sábado, bajaron la persiana por responsabilidad. Días más tarde, ayer miércoles, se confirmó la existencia de un brote de coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído