Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias da los primeros pasos para hacer test voluntarios de covid a los pescadores

El Instituto Social de la Marina ha planteado al Sespa la posibilidad de suscribir un convenio de colaboración para muestrear a las tripulaciones

Toma de muestras a un grupo de marineros sometido al test del covid antes de embarcar.

Toma de muestras a un grupo de marineros sometido al test del covid antes de embarcar. A. F.

Por una pesca libre de covid. Ese podría ser el lema del pretendido servicio sanitario de atención a los pescadores que demandan algunas cofradías asturianas y el armador comunitario Guillermo Busto en particular, este último empeñado en dar forma a un protocolo anticovid que incluya la realización de test PCR a los marineros que vayan a embarcar para hacer campañas de pesca de varias semanas de duración en los caladeros de Francia y Gran Sol.

La persistencia de Guillermo Busto enviando peticiones y solicitudes a diferentes organismos públicos ha dado algún que otro fruto, unos más verdes que otros. Por ejemplo, la maquinaria administrativa se ha puesto en marcha al objeto de intentar suscribir un convenio de colaboración entre el Instituto Social de la Marina y el servicio asturiano de Salud (Sespa) para hacer test de covid-19 a los tripulantes de aquellos barcos cuyos armadores, voluntariamente, soliciten la realización de esa prueba. Se trataría, en todos los casos, de buques que permanecen largos periodos faenando lejos del litoral; para la pesca de bajura (las lanchas cuyos tripulantes desembarcan a diario) ese protocolo anticovid no tendría utilidad práctica.

El armador Guillermo Busto, cuyo barco se hizo a la mar hace días para realizar tres "mareas" consecutivas de merluza, vio recompensada su constancia en la reclamación de test PCR para la marinería con una llamada en la que citaban a su tripulación para tomar las muestras que, debidamente analizadas, revelan la posible infección de coronavirus. "Lo mismo que en su día critiqué que los pescadores estábamos desasistidos en materia de covid, quiero reconocer la positiva respuesta que han dado las administraciones a mi inquietud: todos los marineros de mi tripulación se hicieron los test y han podido embarcar con la tranquilidad de saber que, si dan negativo, no tienen que preocuparse del 'bicho' durante un mes como mínimo", celebra el armador, que no ceja en defender las ventajas de la realización de pruebas PCR a las tripulaciones de barcos de altura: "Un barco es un espacio confinado, para lo bueno y para lo malo. Saber que todos los marineros están limpios de covid es una garantía de salud; lo contrario, un positivo de coronavirus en la tripulación, puede ser un polvorín". Otros armadores expusieron reticencias a someter a sus trabajadores a pruebas de covid; de ahí que la realización de las mismas se plantee, en caso de generalizarse, con carácter de voluntariedad.

Compartir el artículo

stats