Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un avilesino patenta una mascarilla que se sujeta al rostro sin necesidad de gomas

Daniel Alagüero ideó un sistema de fijación magnético que minimiza también el empañado de las gafas y ahora busca fabricantes

Daniel Alagüero, en la redacción de LA NUEVA ESPAÑA con su mascarilla magnética y un busto de trabajo.

Daniel Alagüero, en la redacción de LA NUEVA ESPAÑA con su mascarilla magnética y un busto de trabajo. R. SOLÍS

Daniel Alagüero Cuervo es una mente inquieta: "Hay que hacer lo posible por vivir mejor". Trabaja en Acotherm, una empresa especializada en instalaciones térmicas, y como muchos otros se enfrentó a un ERTE en las peores semanas de la pandemia. El día de su reincorporación, y después de una jornada laboral con la mascarilla tapándole el rostro, pensó que tenía que inventar algo que le facilitara la convivencia obligatoria con el cubrebocas: "Empecé a investigar, y después de muchas pruebas, de ensayo y error, y gracias a un consejo de mi mujer, ideé la forma de sujetar la mascarilla a la cara sin necesidad de cuerdas", explica. ¿El sistema? "Con unos imanes de gran potencia que van pegados en la mascarilla (FPP2) y otros que van en la cara, mucho más pequeños que un piercing y que se disimulan con cualquier cosa, con un poco de maquillaje mismamente", explica. Una vez tuvo la idea perfeccionó el modelo; pero no se quedó ahí.

En colaboración con su asesor y una empresa de Madrid, Alagüero consiguió la patente de modelo de utilidad. Antes tuvo que elaborar una memoria técnica con un despacho de abogados de la capital que presentó a mediados de agosto a la Oficina Española de Patentes y Marcas. El reto ahora, según Alagüero, sería que una empresa se interesara en la fabricación de la mascarilla imantada. Hasta entonces, este avilesino seguirá usando su mascarilla, que es también un complemento imprescindible para los suyos. "Una ventaja que tiene, además de que no se cae y la comodidad, es que las gafas se empañan muy poco", concluye este hombre que no descarta seguir por el camino de los inventores en busca de nuevos artilugios que hagan más fácil la vida.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats