Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los perceberos temen los efectos del furtivismo en el inicio de la campaña

La comarca avilesina cuenta con 63 licencias de los planes de La Arena-Avilés y el de Cabo Peñas, de entre las 222 repartidas por el litoral asturiano

Perceberos durante una campaña en el entorno de Peñas.

Perceberos durante una campaña en el entorno de Peñas. IRMA COLLÍN

Los perceberos asturianos comienzan mañana su campaña de extracción. La comarca avilesina, con sus dos planes, aportará 63 pescadores profesionales con licencia para cavar las rocas y obtener las mejores piezas del codiciado crustáceo. El inicio de la campaña viene marcado por el temor de los mariscadores al furtivismo, ante la posibilidad de que las acciones de los pescadores sin licencia pudieran afectar considerablemente tanto a la cantidad como a la calidad y tamaño de las piezas. Esa circunstancia puede agravarse más en esta época del año, ya que el inicio de la campaña de extracción coincide con el mayor número de ventas del crustáceo en la región dada la proximidad de las fiestas de Navidad.

Un total de 39 pescadores forman parte del plan de explotación especial del Cabo Peñas, que comprende a las cofradías de Luanco y Bañugues, y otros 24 están adscritos al plan de extracción que abarca desde La Arena, en Soto del Barco, hasta Avilés. En total, el percebe cuenta con ocho planes de explotación en toda la región y 222 profesionales. El área con más mariscadores es la de Cudillero a Oviñana, que cuenta con un total de 55 profesionales.

Como suele ser habitual, la campaña comenzará mañana, coincidiendo con el inicio del mes de octubre. Cada pescador profesional tendrá un cupo máximo de seis kilos por día y marea, esa cantidad se incrementará en dos kilos más al día, desde el 10 de diciembre hasta el 5 de enero, coincidiendo precisamente con la campaña de Navidad. Por su parte, los pescadores adscritos al plan de explotación del cabo Peñas podrán extraer ocho kilos de percebe durante toda la temporada.

En cuanto al período de explotación, los de zona libre, es decir, todas las áreas de la región menos el entorno del cabo Peñas, podrán extraer percebe de las rocas desde el 1 de octubre hasta el 30 de abril de 2021, ambos inclusive. En el caso de la extracción en el entorno del cabo más septentrional de Asturias, los pescadores podrán capturar el codiciado crustáceo desde mañana hasta el 30 de septiembre de 2021.

Según la consejería de Medio Rural y Pesca, la actividad extractiva se realizará únicamente durante las horas diurnas, en el período comprendido entre las dos horas antes de la bajamar y una hora posterior a la pleamar, quedando expresamente prohibida la extracción durante los fines de semana, así como en los días festivos tanto de ámbito regional como nacionales.

El tamaño mínimo de cada especie capturada ha de ser de 18 milímetros, según fija el Gobierno del Principado. Esa medida afectará a los ejemplares que se hallen sueltos. En el caso de que se trate de una piña de percebes, esa talla mínima deberán alcanzarla, al menos, los ejemplares que supongan el 60 por ciento del peso de cada una.

Así las cosas, los perceberos adscritos al plan de explotación de Peñas confían en que pese a la acción de los furtivos "las piezas se criarán bien".

Compartir el artículo

stats