El PP ha reclamado al tripartito castrillonense (IU, PSOE, Podemos) “transparencia” en las adjudicaciones de los pisos de promoción pública de Salinas, ante las quejas recibidas de inquilinos y solicitantes. Las primeras adjudicaciones se realizaron en 2011 y, desde entonces, cada vez que un piso queda vacío se vuelve a adjudicar.

“Queremos ver los listados de adjudicación de las viviendas desde el inicio: los actuales y los antiguos. Además, queremos saber cómo se utilizan los baremos de adjudicación que aprueba el Principado. También pedimos un informe sobre el estado actual de conservación de las viviendas; en resumen, queremos claridad”, señaló el concejal del PP, Gustavo Prieto.

Los populares, además, se han hecho eco de las quejas de algunos residentes en los pisos de la calle Doctor Carreño por problemas de convivencia. “Hemos recibido quejas de varios vecinos porque se están encontrando con algunas conductas de residentes contrarias a la buena convivencia. Por ello, reclamamos al gobierno local que atienda las quejas vecinales”, manifestó la concejala popular, Sandra Manteca.

“Insistimos en la necesidad de que desde el Ayuntamiento se dé transparencia a las nuevas adjudicaciones de los pisos y que se tomen las medidas que sean necesarias para solucionar la situación de falta de convivencia en el vecindario”, afirmó la edil.

El Gobierno regional destinó más de seis millones de euros para la construcción del inmueble, que consta de 92 pisos de los que 49 son de un dormitorio, 39 de dos y 4 de tres dormitorios. El edificio se levantó en un solar cedido por el Ayuntamiento tras derribar la plaza de abastos que lo ocupaba. Los pisos están destinados a jóvenes de entre 18 y 35 años.

De la cesión del solar, al Ayuntamiento le correspondieron los bajos del edificio donde, en la actualidad, se ubica la nueva biblioteca pública de Salinas, el telecentro y una sala de estudios. Queda otro bajo por habilitar que se destinará a un salón de actos.

Todas las viviendas adjudicadas en régimen de alquiler a jóvenes, tienen trastero y hay garajes que también pueden alquilar los adjudicatarios. Precisamente, los inquilinos han denunciado en varias ocasiones a Vipasa (Viviendas del Principado de Asturias) la inundación de los garajes desde que se pusieron en funcionamiento, meses después de la adjudicación de los pisos, a finales de 2011. El alquiler de los garajes es independiente del de los pisos.