DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La angula del Nalón se estrena con récord, a 2.890 euros el kilo, y la vista fija en la hostelería

Las capturas fallan en la primera venta, pero el pronóstico del sector es que este año se pesque cantidad: “Las condiciones son las mejores”

Delfín García, con los primeros 185 gramos de angula subastados en la rula de La Arena (Soto).

Delfín García, con los primeros 185 gramos de angula subastados en la rula de La Arena (Soto).

La nueva costera de la angula del Nalón se estrenó ayer con precio récord en la primera subasta: el pequeño manjar blanco se vendió en la rula de San Juan de la Arena (Soto) a 2.890 euros el kilo, casi el triple que el año pasado cuando cotizó a 997,30 y seis veces por encima que en 2018. Si bien ese fue el precio del kilo, las cantidades que se repartieron en la lonja arenesca fueron algo más modestas, ya que solo un angulero fue el que pasó a rular sus capturas, que pesaban 185 gramos, el equivalente a una ración abundante para un comensal, por las que recibió 534 euros. El comprador fue –y casi por casualidad– Delfín García Menéndez, al frente de la empresa “Angurricas”, de Soto del Barco.

Las puertas de la rula que agrupa a los pescadores de la cofradía “San Juan Bautista” se abrieron pasadas las 8.30 horas. Durante más de un hora nadie se dejó ver por unas instalaciones en las que esperaba el guardapesca, Toni Palicio. Solo algunos vecinos ya entrados en años y con las manos gastadas de tirar de la piñera en costeras pasadas se acercaban a curiosear: “¿Ya hubo venta? ¿A cómo salió?” Con los primeros calores del día se aproximaron hasta la rula arenesca los primeros comprados hasta juntarse cuatro en total: Delfín García, los gerentes del restaurante El Pescador –que el año pasado se hicieron con los primeros gramos del manjar del Nalón– y dos veteranos en esto de la angula: Pura Alvaré y Olegario Muñiz, este último tercera generación de un negocio dedicado, como el de Alvaré, a la venta de angulas tanto a particulares como, sobre todo, a hostelería.

Preparativos en la lonja para la primera venta.

Con los compradores en la rula fueron los anguleros los que se hicieron de rogar. El retraso dio a pie a una charla animada entre los que estaban allí dispuestos a “soltar la guita” por la angula del Nalón, muy apreciada en la alta cocina. Todos coincidieron en que este año todo indica a que habrá una buena costera. ¿El temor? “Si nos cierran, y deja de funcionar la hostelería, de nada nos sirve que se rule mucha angula. Entre el ochenta y el noventa por ciento del consumo es de restaurantes”, explicó Muñiz. Con el reloj de La Arena marcando las 10.30 horas de la mañana y sin anguleros a la vista, ni de tierra ni de lancha, el guardapesca decidió cerrar la instalación.

“Capital angulera”

Pero como por arte de magia, media hora después, aproximadamente, llegaron a la rula 185 gramos de angula capturados por un pescador de tierra. Toni Palicio reabrió la lonja, y para entonces ya quedaba solo un comprador a la vista, Delfín García, quien paró el marcador en 2.890 euros el kilo, precio histórico para la angula del Nalón, aunque alejado aún de los 6.260 euros por kilo que se pagaron el año pasado en la primera subasta de Ribadesella. Poco más tarde, otro angulero, esta vez de lancha, se acercó a la rula con quince gramos más que valieron su peso en oro.

Hoy la rula de La Arena volverá a abrir sus puertas al amanecer

decoration

Hoy la rula de La Arena volverá a abrir sus puertas al amanecer con la esperanza de que se anime una pesquería que ha dado a La Arena el título de “capital angulera”. Los profesionales esperan a su vez capturar el máximo posible de angulas y que el precio se mantenga “dentro de unos límites razonables” pese a la actual situación económica derivada del nuevo coronavirus. Los pescadores ya curtidos tienen calculado hasta cuántas angulas vivas hay en un kilo: “Unas 3.000”. Y es que en esto de la angula, la unidad cuenta.

Compartir el artículo

stats