Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gozón

El Principado justifica la subestación de Cardo para garantizar el suministro a la industria

El consejero Enrique Fernández se compromete a trasladar al operador Red Eléctrica “las posiciones vecinales respecto a la ubicación”

Manifestación contra la subestación hace un mes

Manifestación contra la subestación hace un mes Mara Villamuza

Con el argumento de la necesidad de atender la demanda y garantizar el suministro a la gran industria ubicada en la comarca y para dar salida a la producción de energía de los parques eólicos del occidente del Principado, el consejero de Industria, Enrique Fernández, justificó ayer en el pleno de la Junta General del Principado, la instalación de una subestación eléctrica en Cardo (Gozón).

El representante autonómico, no obstante, señaló que el Gobierno regional “está muy atento a las posiciones vecinales respecto a la ubicación de esta infraestructura y trasladará las mismas a Red Eléctrica de España (REE), el operador del sistema y de quien depende su localización, en cuanto se disponga de los informes preceptivos en materia medioambiental”.

La portavoz de IU en la Junta, Ángela Vallina, que hace unas semanas se reunió con los vecinos afectados, replicó al Gobierno regional que la subestación es “inconveniente y peligrosa”. En los últimos meses, los vecinos también se reunieron con representantes de Podemos y Foro, además de miembros de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) que todos les dieron su apoyo. Al igual que la Corporación gozoniega por unanimidad.

Los vecinos tienen previsto reunirse en próximas con los representantes del PP y Ciudadanos. “Seguimos recogiendo alegaciones que vamos a presentar la próxima semana y también vamos a pedir amparo a la Unión Europea”, subrayan los afectados.

“No se valora el impacto en la salud de los vecinos y colindantes. Hay numerosos estudios científicos que avalan los riesgos asociados a vivir cerca de las subestaciones y de líneas de alta tensión. No se valora el impacto en el paisaje, viviendas y explotaciones ganaderas diseminadas por la zona. No se valora el impacto en la flora y la fauna. La instalación de esta subestación eléctrica tendría consecuencias medioambientales desastrosas para la fauna del embalse de La Granda, que quedaría a 400 metros”, afirmó Vallina.

Compartir el artículo

stats