La Asociación de Volanteros del Cantábrico Noroeste (Avocano), con sede en Asturias, ha decidido integrarse en la Confederación Española de Pesca (Cepesca) con el objetivo de “reforzar la defensa de los intereses económicos y profesionales de sus asociados y sus derechos como armadores, fomentar las alianzas entre censos del caladero nacional, así como incorporar en su actividad una visión global del sector, con especial atención a la sostenibilidad”, según han comunicado ambas partes.

Con esta incorporación, Cepesca aglutina ya a 37 asociaciones de armadores, con más de 800 buques de pesca que emplean a más de 10.000 tripulantes del sector pesquero español. Avocano representa a una flota de 28 buques de volanta y rasco cuyas especies objetivo principales son merluza y pixín (rape).

Según José Antonio Fernández Álvarez, presidente de Avocano, “nuestra integración en Cepesca persigue aunar fuerzas en la defensa de los intereses de la flota de buques volanteros y de rasco, nos alía con el resto de la flota española, con la que compartimos problemas como las cuotas escasas, el relevo generacional o los bajos precios de nuestros productos”.