Con paraguas y bolsas en la mano. El mismo atuendo que en un domingo lluvioso cualquiera, pero con una gran diferencia: eran los comerciantes quienes habían tomado las calles en lo que solía ser su día de descanso, en una concentración convocada esta mañana en la plaza del Ayuntamiento. “Queremos que las ayudas sean proporcionales a las pérdidas. Con lo que se ha acordado no me parece suficiente”, reivindica contundente Marisol García, coordinadora del grupo “De Compras por Avilés” que movilizó a los pequeños empresarios. 

Se juntaron alrededor de 150 personas - casi 200, según la organización - , entre las que se incluían todo tipo de vendedores: los que pueden abrir, los que siguen cerrados y los ambulantes. “Todos estamos pasando por lo mismo. Queremos ayudas para todos los sectores”, señala Marisol. Dentro de la plaza, se hizo el silencio, como si estuvieran de luto. Solo los aplausos de quienes “emocionados” se apoyaban en sus compañeros. 

Posted by ACEA - de compras por Avilés on Saturday, November 14, 2020

“Han cerrado nuestros negocios hace quince días y tenemos ingresos cero, pero los gastos siguen llegando: pagos y deudas”, explica la coordinadora de la plataforma. No se muestran beligerantes con ninguna administración, ni con otras organizaciones, solo quieren que “la situación mejore para todos”: "Necesitamos ayudas directas para hacer frente a nuestros gastos. Que no se nos olvide que nosotros también comemos, tenemos hipoteca y no solo un negocio”. 

Proponen que las ayudas sean proporcionales a las pérdidas del negocio en cuestión, independientemente que esté abierto o cerrado. Es decir, una relación aproximada en función a cómo hubiera sido el año si no hubiera habido una pandemia. Además, también les preocupa cómo está afectando a los negocios la sucesión de medidas: “Unos cerrados, otros con miedo. Todo eso genera confusión y nos afecta a nosotros”. “El comercio es uno de los sectores más castigados en esta pandemia y las ayudas son insuficientes”, concluye Marisol, con tristeza.