El consorcio formado por varios concejos para la construcción de un albergue de animales en la comarca aún está a la espera de recibir la comunicación oficial del Ayuntamiento de Carreño de su abandono del ente supramunicipal. Según expresó el concejal socialista avilesino y presidente del ente, Jorge Luis Suárez, ese documento es “clave” para poder seguir con la tramitación y la consiguiente búsqueda de un terreno para la demandada perrera. La salida de Carreño del consorcio estuvo motivada por el rechazo vecinal a instalar un albergue de animales en la parroquia de Tamón y los apoyos recibidos por los tres grupos de la oposición carreñense (IU, PP y Somos), que consiguieron sumar sus votos en un Pleno para precipitar la salida de su municipio del ente comarcal.

Desde entonces, poco se ha movido en el seno del consorcio. Los concejos que forman parte de la sociedad reclamaron la convocatoria urgente de una reunión para abordar el futuro.

Recientemente, varias protectoras de animales reclamaron al consorcio más determinación a la hora de decidir el solar en el que ubicar la perrera para evitar así que el rechazo vecinal tumbe de nuevo un proyecto pendiente desde hace más de dos décadas.

Ya sin Carreño, el consorcioqueda formado por Avilés, Corvera, Castrillón, Soto del Barco, Muros del Nalón e Illas.