Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Corvera

El párroco de Trasona se fija como reto ofrecer visitas guiadas en el cementerio

“Podemos programar un recorrido de temática religiosa y cultural en el que tendrán un papel protagonista los indianos”, manifiesta Bada

Panteones anejos a la capilla del Carmen rematados por esculturas, en el camposanto de Trasona.

Panteones anejos a la capilla del Carmen rematados por esculturas, en el camposanto de Trasona.

Convertir el camposanto de Trasona en un espacio museístico al aire libre es el nuevo reto del párroco de Trasona, Constantino Bada: “Creo que una vez que concluyamos todas las obras pendientes vamos a poner en marcha visitas guiadas al cementerio de San Vicente de Trasona como las que se organizan en el de La Carriona, en Avilés”. El sacerdote, por el momento, celebra haber conseguido el permiso de Patrimonio para que el Arzobispado rehabilite la capilla del Carmen, la más importante del camposanto corverano.

Un detalle de un panteón.

“Además de la capilla, tenemos un proyecto para rehabilitar la fachada del cementerio, que data del siglo XIX. Estamos recaudando fondos, porque necesitamos unos 30.000 euros y la financiación en este caso correrá a cargo de la parroquia, ya que el Arzobispado pagará las obras de la capilla”, precisa el sacerdote. Constantino Bada es pariente lejano (aunque no oficial) de Nicolás de Peñalver y Zamora, Conde de Peñalver, enterrado en el cementerio de Trasona. “En muchos sitios consta que el conde de Peñalver está enterrado en La Carriona, pero no es así, está aquí, en Trasona; en el panteón descansa también su esposa María Socorro García”, explica el párroco.

Acceso principal al cementerio corverano.

El matrimonio murió sin descendencia legal, pero el párroco es antepasado del conde. “El conde de Peñalver era bisabuelo de mi madre, Josefina. No reconoció a su descendencia porque la había tenido con una criada, pero se portó bien con la familia, a la que dejó varios bienes”, manifestó el sacerdote. El Conde de Peñalver fue diputado por Oviedo a finales del siglo XIX y Alcalde de Madrid en tres ocasiones. Su panteón fue restaurado hace unos meses por su familia oficial.

“Creo que va a ser muy importante abrir a las visitas el cementerio de Trasona. Además, también queremos recuperar la capilla de San Pelayo, que data de los siglos XVII-XVIII y que está al lado de la iglesia (y cerca del cementerio). Los vecinos tienen un apego a esta capilla muy fuerte. En definitiva, podemos programar una amplia visita temática religioso cultural en la que tendrán un papel protagonista los indianos”, concluye Bada.

Compartir el artículo

stats