"La angustia se vuelve a repetir". Varias decenas de autónomos avilesinos se han concentrado este mediodía frente al Ayuntamiento de Avilés para protestar contra el decreto de cierre del comercio hasta, al menos, el próximo 3 de diciembre. "Nos sentimos desprovistos de todos nuestros derechos y bienes", ha señalado Paula Fernández, vicepresidenta de la Plataforma De Compras por Avilés. “No nos dejéis morir , rescatadnos ya”, clamaron en un acto simbólico de entrega de llaves de sus negocios para ejemplificar la que consideran que es la "rendición del comercio". "No podemos resistir más subrayó la portavoz del colectivo.

Margaret Arias, urna en mano, en la recogida simbólica de llaves. Ricardo Solís

La encargada de recoger las llaves, urna en mano, fue Margaret Arias. "Esto es desesperante, no podemos hacer nuestro trabajo. No somos el foco del virus. Solo queremos abrir y trabajar para poder llevarnos el pan a casa y pagar nuestros impuestos", señaló la comerciante.

"Sin comercios no hay vida en la ciudad, apóyalo", rezaba la pancarta que portaba Roberto Pérez, tras el mostrador desde hace 45 años. Casi medio siglo y varias crisis. "Pero como esta ninguna. Pedimos ayudas dignas. Somos muchas familias las que dependemos de esto. Que miren la facturación del año anterior por estas fechas. Cuatrocientos euros nos lo come el alquiler y los suministros. Llevamos dos campañas, la de primavera y la de otoño, con toda la mercancía en las tiendas", subrayó.

"Llevamos dos campañas, la de primavera y la de otoño, con toda la mercancía en las tiendas", lamenta Roberto Pérez

En las tiendas cerradas siguen entrando gastos y no se puede dar salida a los miles y miles de euros invertidos en mercancía, especialmente en las tiendas de moda y calzado. "Se invierte un mínimo de entre 20.000 y 30.000 euros por campaña y eso se gasta casa seis meses hayamos vendido o no. ¿Ahora qué hacemos? ¿Pedimos otro crédito ICO? Durante el pasado confinamiento nos facilitaron aplazar los impuestos de este trimestre. Pues el cargo de ese trimestre, que nos han vuelto a aplazar, llegó hoy", añadió Paula Fernández González.

34

Los comerciantes avilesinos alzan la voz en El Parche. Ricardo Solís

"Mi hijo no tiene epígrafe, come todos los días". Este mensaje portaba en la concentración Bárbara González Rodríguez, madre del pequeño Alonso, de 14 meses y con tienda de artes gráficas en Avilés. "No podemos acceder a las ayudas porque nuestro negocio no es de los obligados a cerrar pero los ingresos son cero. Hay un trato totalmente discriminatorio. Deberían concederse las ayudas bajo un estudio de las pérdidas", opinó.

En la concentración no solo participaron afectados directos, también ciudadanos que se sumaron a la convocatoria como muestra de apoyo. Entre ellos se encontraba José Ramón González ("Los gastos entran igual, ¿cómo va a cubrirlos esta gente?") y Ovidio Iglesias, quien acudió en representación de la plantilla de la antigua Alcoa. "Queremos devolver el apoyo que nos dieron a nosotros en su momento. Esto es una cadena, nos afecta a todos", aseveró Iglesias.

A la misma hora de la concentración de los comerciantes, que se situaron en la plaza de España, frente al Ayuntamiento varias decenas de afectados, guardando distancias correspondientes, los miembros del equipo de gobierno participaron en el acto mensual de repulsa contra la violencia machista. Entre los representantes del comercio local se evidenció el malestar de que ninguno de los representantes políticos se quedara a escuchar el manifiesto.

"Somos una fuente de empleo y peligran puestos de trabajo", recordaron los manifestantes

"Somos una fuente de empleo y peligran puestos de trabajo", recordaron durante la movilización de esta mañana al tiempo que señalaron que las medidas que a ellos les afectan directamente [el cierre de locales comerciales] "no han tenido el efecto deseado" a la vista de la evolución de la pandemia en las últimas semanas en el Principado. Agradecieron igualmente la labor de los sanitarios "en esta dura batalla" y volvieron a insistir en la necesidad de atender las necesidades de los autónomos, pues "el panorama en el medio y corto plazo no es nada esperanzador".

El manifiesto se cerró con la petición de la "suspensión" de las medidas decretadas por el Gobierno del Principado para el sector del comercio y con un minuto de silencio para manifestar el pésame a las familias de los fallecidos por el covid-19.