Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Absuelto el hombre al que su exmujer acusó de golpearla con un brazo escayolado

El juez dice que “no ha quedado acreditado” que la víctima hubiera resultado apaleada

Fachada de los juzgados de Avilés.

Fachada de los juzgados de Avilés. Mara Villamuza

No ha quedado acreditado que el día 4 de abril de 2019, hacia las 21.00 horas, el acusado golpeara en la cara a la denunciante en la cafetería Los Campos, de Corvera de Asturias, con una escayola que portaba en el brazo derecho”, se puede leer en la sentencia que el magistrado

Analiza el juez la declaración de la mujer y determina que “no se aprecian” en la declaración “los requisitos exigidos jurisprudencialmente”, es decir, el magistrado echa en falta la “necesaria constatación objetiva de manera que el propio hecho de la existencia del delito esté apoyado en algún dato añadido a la pura manifestación subjetiva que refuerce la credibilidad de las declaraciones de la víctima”. Esto significa que el relato de la presunta víctima no le parece verosímil.

La denuncia de la exmujer se sustentaba sobre dos episodios: el primero, en la cafetería, y el segundo, dos horas después, en la puerta de la casa de los exsuegros. Según dijo la mujer: en el bar fue golpeada con el brazo escayolado, en la calle de Los Campos, con un paraguas. Los golpes los certificó con un parte de lesiones fechado dos días después de los hechos. Señala el juez al respecto del episodio del bar que todos los testigos “ratificaron” que el hombre no hizo lo que su exmujer dice. Respecto del segundo episodio, el juez apunta que los testigos “manifestaron que no vieron ninguna agresión” y “que tampoco vieron que ésta cayera al suelo”. El testimonio de los guardias civiles “fue esclarecedor”: “Nadie refirió ninguna agresión”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats