Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de Alu Ibérica grita a Barbón que él “tiene la solución”

El comité de empresa se concentra ante Presidencia: “Le llevamos el problema a casa, pero no tuvo a bien recibirnos”

El comité de empresa de Alu Ibérica, ayer, a la entrada del palacio de la Presidencia del Principado. | Julián Rus

El comité de empresa de Alu Ibérica, ayer, a la entrada del palacio de la Presidencia del Principado. | Julián Rus

Los trabajadores de Alu Ibérica consideran que el Gobierno del Principado “tiene la solución a la crisis del aluminio, pero está de brazos cruzados”. Se refieren a la situación que se abrió con la amenaza de despido colectivo de Alcoa de 2018 y que no ha cesado aún: la factoría

Consideran los trabajadores de Alu Ibérica que el presidente Barbón está contemplando la crisis del sector aluminero asturiano “de perfil” y le reprochan que sea “tan meticuloso cuando tiene que guardar lealtad constitucional”, es decir, el comité de empresa ve a Barbón al servicio del Gobierno de España.

Uno de los concentrados lanza mensajes con el altavoz. | Julián Rus

Los trabajadores han abierto tres vías judiciales para defender sus puestos de trabajo y, en consecuencia, el sector aluminero: dos querellas (una por la vía penal, otra por la social) y una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción. “Si el presidente tarda mucho lo mismo se encuentra un solar en Avilés antes de que esta vía haya dado fruto”, se lamentaron los representantes de los trabajadores.

La plantilla de la aluminera entiende que la solución al problema en que están anclados –una empresa con un plan industrial que no ha suscitado apoyo de ninguna administración pública, una colección de incumplimientos del convenio vistos en los tribunales o ante los árbitros del Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC)– pasa indefectiblemente por la vía política. “Como está sucediendo en Galicia con la Xunta”, apostilló De la Uz.

Lo que reclaman a Barbón es que se arremangue e inste al Gobierno de España a que intervenga en las fábricas de aluminio primario que controla ahora la corporación que dirige David Domenech. Los trabajadores son conscientes de que el Principado no tiene la última palabra en su salvación, pero sí advierten de que precisan ver que “se mueve y hace algo” por los trabajadores de una fábrica que lleva haciendo aluminio en Asturias desde hace más de medio siglo, una planta industrial que, alertan los trabajadores, tiene “más pasado que futuro”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats