Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cris Puertas | Actriz e impulsora de la compañía “Teatro a las Puertas”

“En este oficio nunca sabes a qué te vas a dedicar el año siguiente”

“Sé que suena a locura, pero me parece que las cosas en el teatro no están tan mal como se piensa”

Cris Puertas

Cris Puertas

La actriz Cris Puertas (Avilés, 1985), que es licenciada en Interpretación por la Escuela Superior de Arte Dramático de Gijón, ha decidido que este año 2020 es el mejor de todos para reformar su carrera y meterse a productora de artes escénicas. Así que acaba de nacer en Avilés la

–¿Están las cosas para hacer teatro?

–Sé que suena locura, pero me parece que las cosas no están tan mal como se piensa.

–¿Ah, no?

–Terminé Arte Dramático en 2007 y, al año siguiente, comenzó la crisis, la gran recesión. Se notaba que la gente comenzó a eliminar gastos. Y el teatro era uno de ellos. Esto no sucede ahora. Después del primer confinamiento esto es otra historia. La gente se ha dado cuenta de que no puede pasar sin nosotros.

–Y así es como abre la puerta.

–Eso es. Tenía muchas ganas de tener un proyecto propio. Tenía ideas, pero no las podía materializar. Es lo malo de este oficio de creativos. No conseguí materializar el proyecto por el agobio de la burocracia: lleva más tiempo del que uno puede tener de normal en mover esto o aquel papel. Así que el confinamiento ha contribuido a que eso ahora ya no sea un problema.

–¿Y qué tiene entre manos?

–Tres proyectos. No le puedo decir de qué tipo todavía.

–Están cociéndose.

–Más o menos. Está por salir el Circuito de Teatro de Asturias... Son, eso sí, montajes de pequeño formato. Bueno, hay uno con cinco actores. Cuando yo empecé en esto, cinco actores trabajaban en un proyecto mediano. Eso ahora ha cambiado: forman una gran producción.

–¿Y cómo se ve como productora?

–Empecé como actriz y sigo siendo actriz, es decir, no tengo la sensación de partir de cero. Ahora lo que busco es tener el control creativo de las cosas. Así, como quien no quiere las cosas, llevo 17 años independizada gracias al teatro.

–O sea, que actriz.

–Actriz sobre todo. Es cierto que algunos proyectos los podré dirigir yo misma y que otros es posible que coja director ajeno. Tengo claro que cuando pueda delegar, lo voy a hacer. Ahora esto va de aprender a delegar, ahora que estoy empezando con “Teatro a las Puertas”.

–¿Y por dónde va su productora?

–Va a haber clásicos y también textos contemporáneos. Lo que tengo que hacer es analizar qué campo es el que nadie está haciendo y ocuparlo yo: en Asturias hay muchas compañías y muy buenas y la mía es la última en llegar.

–El teatro en Asturias siempre ha sido promiscuo.

–No cabe otra. Sigo trabajando con otras compañías y lo voy a seguir haciendo aunque tenga compañía propia. El día 18 teníamos que haber estrenado en el Palacio Valdés la última producción de “Higiénico Papel”, pero el confinamiento perimetral lo ha impedido. Esto de la promiscuidad en el fondo es connatural a la escena. Cuando empecé, en “Teatro del Norte”, no te exigían exclusividad, pero sí que era la tendencia. Ahora los actores trabajan en cinco o seis compañías a la vez. Es positivo: aprendes mucho de muchas manera de trabajar distintas. Ya le digo: no voy a dejar de hacerlo.

–¿Hacer teatro en Asturias es llorar?

–Lo más fastidiado, ya lo sabe, es la inestabilidad: nunca sabes a qué te vas a dedicar el año siguiente. Pero esto ya no es una cosa especial de los actores: todo es inestable. Me gusta el cine mucho y pensé que montaría un vídeo club si esto de ser actriz no funcionaba, pues ya ve, no hay videoclubes y sigo siendo actriz.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats